Cómo arreglar problemas de imagen y pantalla en negro en PS5

Uno de los problemas que más asustan a los usuarios propietarios de una Playstation 5 es el de no obtener imagen en la pantalla. Los orígenes de estos problemas pueden ser muchísimos, pero si has estado tocando resoluciones, has cambiado de televisor o de monitor o sospechas que un cable esté dando problemas, nada mejor que reiniciar los ajustes de vídeo para salir de dudas.

¿Por qué mi PS5 no ofrece imagen?

Acer Nitro HDMI 2.1

Que tu PS5 haya dejado de ofrecer imagen podría deberse a muchos aspectos. Uno de los problemas más comunes es la selección de una resolución errónea que no sea compatible con la pantalla en la que tenemos conectada la consola, por lo que, aunque la consola esté funcionando correctamente, la pantalla no será capaz de interpretar la señal de vídeo.

Otro de los causantes de una imagen en negro puede ser el uso de un cable de mala calidad. Si cuentas con una televisión 4K compatible con los 120 Hz, tu consola probablemente la reconozca, pero si el cable utilizado no es HDMI 2.1, no podrá garantizar el envío de los datos correctamente. Por este motivo, es muy común ver que la consola se enciende sin problemas mientras que la pantalla asegura que no le está llegando señal. La solución obviamente es cambiar el cable por uno de calidad.

Reiniciar los ajustes de vídeo

Detalles PS5

De todas formas, cuando sufras este tipo de problemas, lo mejor en estos casos es reiniciar los ajustes de vídeo, para así forzar a la consola a mostrar una resolución muy baja sin la activación del HDR ni tasas de refresco extrañas. De esta manera podrás descargar cualquier tipo de mala configuración, y a partir de ahí definir la resolución idónea para tu pantalla.

Para reiniciar los ajustes de vídeo de Playstation 5 sólo necesitas entrar en el modo seguro de la consola, y para conseguirlo sólo tienes que seguir los siguientes pasos:

  • Asegúrate de tener la consola completamente apagada. Recuerda que PS5 suele entrar en reposo e hibernación, y en dicho modo la consola muestra una luz naranja en su zona frontal. Si la consola se encuentra en dicho modo, desconecta el cable de alimentación y espera un minuto para volverlo a conectar.
  • Ahora deberás de encenderla, pero en lugar de pulsar y soltar el botón de encendido, púlsalo y no lo sueltes hasta que escuches un segundo pitido.
  • El segundo pitido aparecerá a los pocos segundos, y será ahí cuando debas de soltar el botón y mirar a la pantalla.
  • La consola habrá iniciado el modo seguro, una modalidad en la que la conexión inalámbrica del mando no está activa, por lo que tendrás que conectar el Dual Sense con un cable USB a tu consola.
  • Con el mando conectado, pulsa el botón PlayStation y podrás ver el menú del modo seguro.
  • Selecciona “Cambiar salida de vídeo”
  • Selecciona “Cambiar resolución”. Y pulsa el botón de Ok en la siguiente pantalla

La consola se reiniciará automáticamente y volverá a arrancar en el modo normal mostrando la pantalla de selección de resolución, mostrando aquellas resoluciones que no son compatibles con tu pantalla y permitiéndote elegir la opción “Automática” para que la consola seleccione automáticamente la opción más óptima.

Si por alguna razón sigues teniendo problemas, podrías intentar elegir la resolución de manera manual y buscar la resolución que te está ocasionando problemas.

¡Sé el primero en comentar!