Discos duros externos para PS5: guía de compra (consideraciones, mejores modelos…)

El almacenamiento es uno de los puntos que más nos preocupa cuando compramos una consola y queremos hacer uso de juegos digitales. Por suerte, Sony nos lo pone bastante fácil a los usuarios a la hora de ampliar el espacio de nuestras consolas PlayStation. Sabemos que la PS5 nos brinda la posibilidad de abrir su carcasa y añadir más almacenamiento interno utilizando un SSD M.2 NVMe. Y por supuesto, el soporte externo sigue estando presente, característica que se estrenó en PS4 y que es el tema que abordaremos en este artículo. Si quieres ampliar el almacenamiento de tu PS5 y no quieres complicarte la vida, estos son los mejores discos que puedes comprar para tu PS5.

Consideraciones antes de comprar un disco externo USB para PS5

Antes de lanzarte a la compra de un nuevo disco para almacenar videojuegos de PlayStation 5, hay una serie de factores que debes tener en cuenta para que tu experiencia de juego no se vea afectada.

Puedes reutilizar tu disco de PS4

Si tienes la PlayStation 4 y ya usabas un disco externo, PlayStation 5 es totalmente compatible con dicho disco. Vas a poder utilizarlo sin problemas para jugar a tus títulos de PS4 en tu consola de nueva generación, y también vas a poder utilizarlo para jugar a tus títulos de PlayStation 5. Sin embargo, no es recomendable que instales juegos de PS5 en un disco duro mecánico, como te contaremos a continuación.

Mejor un SSD

discos ssd

Los discos duros mecánicos se han quedado obsoletos a medida que se han ido introduciendo y abaratando los discos de estado sólido. Hace unos años, suponían una gran inversión, pero actualmente, por menos de 100 euros es fácil hacerse con 1 TB de almacenamiento de gran velocidad.

Ya en su momento era recomendable utilizar un SSD como almacenamiento externo en PS4. Sin embargo, con PS5 se convierte en un requisito prácticamente imprescindible. La consola de nueva generación está pensada para que podamos disfrutar del juego sin apenas tiempos de carga, y volver a un disco mecánico será como una pesadilla para los que ya se hayan acostumbrado a la inmediatez de PS5.

Puedes hacértelo tú mismo

carcasa personalizada usb ps5

La mayoría de los productos para ampliar el almacenamiento de tu PlayStation 5 son plug & play. Es cuestión de sacar de la caja y enchufar a la consola. Sin embargo, si controlas un poco, puedes comprar el disco por un lado y la carcasa por otro. Haciendo esto vas a poder ahorrar bastante dinero. También vas a saber la calidad del disco que vas a montar a tu consola, a diferencia de los que vienen premontados. También tiene otra ventaja, y es que, si te quedas corto de espacio, podrás comprar un nuevo disco y no necesariamente tendrás que hacerte con una nueva carcasa. Bastará con montar el nuevo disco en la carcasa USB e intercambiarlo cuando queramos jugar a ciertos títulos.

Un disco para guardar juegos, pero no para jugarlos

Eso sí, el uso de discos externos en PS5 tiene una limitación muy clara impuesta por el propio fabricante, ya que no podremos instalar juegos de última generación (los de PS5) en estas unidades USB y jugarlos directamente desde ahí. Es decir, si la memoria principal de la consola está hasta arriba de juegos y no te deja instalar ni un título más, instalarlos en el nuevo disco duro USB sólo te servirá para tener una biblioteca externa donde almacenarlos en local. Si intentas ejecutar el juego instalado en el disco USB, el sistema no te permitirá iniciarlo debido a las limitaciones técnicas del puerto USB 3.0, ya que no llega a alcanzar la velocidad que ofrece el SSD M.2 interno de la consola. Si por el contrario quieres jugar a juegos de PS4, ahí no tendrás ningún tipo de problema y podrás instalar en la unidad USB todos los que quieras.

Dicho esto, si tienes un juego en el USB externo y quieres jugarlo, tendrás que moverlo a la memoria principal cuando desees ejecutarlo. Teniendo en cuenta que los juegos suelen ocupar bastante, nuestra recomendación es que uses unidades SSD externas para que todo el proceso se haga lo más rápido posible. Eso sí, también tendrás que valorar qué tipo de almacén de juegos vas a tener, ya que si piensas guardar decenas y decenas de juegos, puede que un disco duro mecánico te salga más rentable para poder disfrutar de varios teras de capacidad.

Mejores discos externos SSD

WD_Black P50 Game Drive

wd back p50 ps5

El Western Digital Black P50 es el disco externo más rápido del mercado. Ha sido diseñado a medida para las consolas de nueva generación, y tiene una interfaz SuperSpeed USB de 20 gigabit por segundo, el doble que el USB 3.2 Gen2 estándar, lo que se traduce en una velocidad de lectura de hasta 2000 MB/s.

El disco es compacto, muy robusto y con un diseño pensado al milímetro para facilitar la disipación de calor, con una parte trasera con forma de rejilla, que permite que el disco esté ventilado. Puedes conectarlo a tu PS5 utilizando tanto un cable USB tipo A como un USB tipo C.

Este modelo está disponible en versiones de 500 GB, 1 TB, 2TB y 4 TB. Su precio no es su punto fuerte, pues va a plantearnos el dilema de si es mejor adquirir uno de estos o ir directamente a por el modelo interno para la consola.

Samsung SSD T5

SSD de Samsung

Aunque no es un dispositivo diseñado para jugar, este disco externo de Samsung es ya más que conocido por su versatilidad, y lo utilizan profesionales del vídeo y la fotografía especialmente.

Es un producto muy pequeño, compacto y resistente a las caídas. Su velocidad de transferencia es de hasta 540 MB/s. Está disponible en dos colores, y se vende en capacidades que van desde los 250 GB hasta los 2 TB.

Crucial X6

crucial x6

La apuesta de Crucial es bastante similar a la de Samsung. La velocidad del dispositivo es idéntica, es decir, que funciona bajo la interfaz SATA. Se vende en formatos de 1 y 2 TB y tiene un diseño muy compacto. De su categoría, es el producto más barato, lo que le da cierta ventaja respecto a sus competidores.

SanDisk Extreme Portable (Standard, Extreme y Extreme Pro)

Con un diseño muy rompedor y atractivo, este SSD portátil de Sandisk es resistente al agua y al polvo. Está disponible en tres versiones diferentes: Extreme Pro (2000 MB/s), Extreme (1050 MB/s) y en la edición estándar, con velocidades más modestas de hasta 550 MB/s. Los tienes con capacidades de 1 a 4 TB. El punto medio lo vas a tener en el modelo Extreme 1050 de 1TB, que tiene un precio bastante asequible. No obstante, si quieres exprimir al máximo la experiencia, entonces ve a por el Extreme Pro.

WD My Passport SSD

My Passport SSD

El diseño del WD My Passport SSD puede recordarte sospechosamente al Sandisk Extreme Portable. Y no sería algo raro, pues detrás de estos dos productos se encuentra el mismo fabricante. Este modelo se vende en capacidades que van desde los 500 GB hasta los 4 TB. Puedes comprarlo hasta en 5 colores diferentes. Su velocidad de lectura es de hasta 1.050 MB/s. La diferencia fundamental entre el WD y el Sandisk es el diseño. Este prioriza la personalización, mientras que el modelo que se vende bajo la marca Sandisk está enfocado a la resistencia y robustez del producto. En cualquier caso, son dos buenas opciones.

Nuestras recomendaciones

Las PS5 que quedan están en Gaza

Si has llegado hasta aquí, seguramente tengas ciertas dudas sobre qué modelo merece más la pena que otros. Por lo general, lo más interesante es hacerse con un disco de 1 TB como mínimo. Los discos de 2 TB también son bastante interesantes si piensas tener un buen catálogo de juegos y tu economía lo permite. Menos del tera, se hace complicado justificar la compra. Por otro lado, los precios se disparan excesivamente cuando superamos la barrera de los 2 TB de almacenamiento, así que hazte con uno de esos discos únicamente si estás convencido de que podrás amortizarlo a largo plazo.

Las velocidades SATA (aproximadamente 550 MB/s de lectura) son suficientes para no desesperarnos con las pantallas de carga. Aunque una mayor tasa de lectura va a mejorar nuestra experiencia. Si el WD Black se te va de presupuesto, el My Passport SSD de 1 TB es el punto de equilibrio perfecto, pues es una unidad rápida al mismo tiempo que económica.

¡Sé el primero en comentar!