Todos los emuladores de PlayStation que puedes descargar, instalar y probar

Todos los emuladores de PlayStation que puedes descargar, instalar y probar

Daniel Marín

La emulación nos permite trasladarnos al pasado durante un rato. Gracias a ellos, podemos recordar esos momentos en los que descubríamos aquellos videojuegos que han formado parte de nuestra infancia, y que han configurado nuestros gustos. A lo largo de este post hablaremos de los mejores emuladores que existen para cada consola de Sony:

 

Emuladores de PlayStation 1 (PSX)

ps1.jpg

Empecemos por el principio, por la consola que cambió por completo el panorama de los videojuegos. La PlayStation original es con diferencia la que más cantidad de emuladores tiene. Nos quedaremos únicamente con los que mejor rendimiento han demostrado a lo largo de los años:

 

ePSXe (PlayStation) – PC (Windows, Mac y Linux)

epsxe.jpg

Es el más utilizado. Para muchos, este emulador no tiene competencia. Cuenta con una enorme compatibilidad de títulos y es un emulador de tipo modular. Tiene una serie de plugins que sirven para mejorar la experiencia y adaptar el emulador a las ROMs que vamos a utilizar.

No se actualiza desde hace ya unos cuantos años, aunque sigue siendo fácil hacerlo funcionar. Tras ejecutarlo, configuraremos el mapa de teclas que vamos a usar y podremos cargar todos los módulos convenientes.

Respecto a sus puntos débiles, hay que mencionar unos pocos. Su interfaz no es la cosa más moderna del mundo. Por otro lado, para que funcione es necesario contar con la BIOS de PlayStation. Por motivos legales, no viene en la propia instalación, por lo que hay que encontrarla por otro lado —si sabes buscar en Google, la tendrás en menos de un minuto—.

 

RetroArch (Multiplataforma)

Actualmente, la forma más moderna de disfrutar de títulos de PSX es a través de RetroArch. RetroArch es una aplicación disponible en prácticamente todas las plataformas que permite cargar núcleos de distinto tipo.

No importa que uses Mac, Windows, Linux, Android o incluso una Smart TV. Con RetroArch, puedes emular multitud de consolas, siempre y cuando la máquina sobre la que lo ejecutas tenga la potencia suficiente.

Dentro de RetroArch, existen varios núcleos que puedes usar para emular PlayStation. Los más conocidos son:

  • Beetle PSX
  • DuckStation
  • PCSX ReARMed

¿Puntos positivos? Desde una misma aplicación vas a poder organizar tus juegos, jugar, meter cheats o incluso cambiar de plataforma cuando te aburras. RetroArch es el paraíso de todo amante de los videojuegos. Respecto a lo negativo, tenemos que reconocer que cuesta un poco pillarle el tranquillo. Pese a que tiene una interfaz sencilla, necesitarás un tiempo para aclimatarte y sacarle todo el potencial a este frontend de emuladores.

 

Emuladores de PlayStation 2

PlayStation 2.

La PlayStation 2 es una de las consolas que más nostalgia produce. Raro es que no tengas una en casa, pero si quieres jugar en tu ordenador, puedes hacerlo con estos programas:

 

PCSX2 (Windows)

pcsx2.jpg

Este emulador fue desarrollado por el mismo equipo que hizo PCSX. De hecho, si usas este emulador, vas a obtener mejores resultados que con una PS2 original. PCSX2 permite escalar la resolución hasta dimensiones modernas. Tiene filtro anti-aliasing, y también permite cargar texturas. Vamos, que, si te lo montas bien, vas a poder jugar a tus videojuegos favoritos con la calidad de un remaster.

PCSX2 es compatible con todo el catálogo de PlayStation 2, que como sabrás, no era precisamente pequeño. Para hacerlo funcionar, necesitarás la BIOS, archivo que no te van a proporcionar desde la web oficial.

 

Play! PS2 Emulator

Este programa de código abierto no es tan avanzado como PCSX2. Sin embargo, su objetivo no es quitarle terreno, sino más bien, ser una alternativa sencilla para emular juegos de PlayStation 2.

Play! PS2 Emulator está disponible para Windows, macOS, iOS y Android. No requiere configurar prácticamente nada, por lo que hacerlo funcionar es cuestión de instalar y ejecutar. Tampoco requiere cargar una BIOS, por lo que son muchas las ventajas que obtenemos si usamos este emulador.

 

Emuladores de PlayStation 3

PS3 Slim.

Durante años, la PlayStation 3 ha sido una máquina que se resistía a la emulación. Su procesador era tan complejo, que no fue sencillo para los programadores dar con una solución rápida para emular la consola. De hecho, si quieres jugar a PS3 en tu PS5, tienes que hacer uso de la propia nube de Sony, pues ni ellos son capaces de dar con un programa tan bueno como para emular su propia consola.

Emular la PS3 ya son palabras mayores. Hace falta una máquina relativamente potente para mover sus juegos. Estos son los mejores programas que puedes utilizar para ello:

 

RPCS3

RPCS3.jpg

Es el mejor emulador de PS3 y el más completo que vas a encontrar. Es un emulador de código abierto que se puede utilizar en Windows y Linux.

RPCS3 está todavía en desarrollo. De hecho, se estima que es compatible con algo más de la mitad del catálogo de PS3. Actualmente, el equipo está trabajando para mejorar la compatibilidad de los juegos.

Con este emulador se puede llegar a jugar con mejor calidad que con la consola original. Son muchos los juegos que se pueden disfrutar en RPCS3 a 60 Hz. También es posible escalar y renderizar los títulos con resolución 4K con numerosos filtros y texturas.

 

Emuladores de PSP (PlayStation Portable)

psp.jpg

La portátil de Sony no triunfó tanto como la de su competencia, pero no podemos negar que no fuera una máquina sobresaliente. Si quieres volver a disfrutar sus títulos, hay varios emuladores, pero nosotros preferimos quedarnos con el que mejor funciona:

 

PPSSPP (Multiplataforma)

Este proyecto de código abierto se puede mover en prácticamente cualquier máquina. Es intuitivo, fácil de usar y hasta tiene una versión para teléfonos Android. De hecho, muchas de las apps que se ven en la Play Store utilizan el código fuente de PPSSPP.

Puedes usar PPSSPP desde cualquier ordenador Mac, Windows o Linux. El programa permite jugar incluso a resolución Full HD. En núcleo también está disponible dentro de RetroArch.

 

Emuladores de PS Vita

PS Vita de Sony.

 

Vita3K

Si lo que buscas es emular la PS Vita, no hay mucho donde elegir. La única opción que existe por el momento es Vita3K. Es un programa de código abierto para Windows y Linux, aunque todavía sigue en una fase muy temprana de desarrollo.

 

Emuladores de PlayStation 4

Al igual que ocurre con PS3, emular la PlayStation 4 requiere una máquina con hardware moderno y potente. Estos son los emuladores más interesantes que hay para mover esta consola de Sony:

 

Orbital

Orbital PS4

Funciona de una forma muy similar a ESX Emulator. Aprovechando las vulnerabilidades de algunas versiones tempranas de PS4, los desarrolladores de Orbital aprovecharon para hacer un volcado del firmware. Gracias a esto, Orbital puede virtualizar la consola y hacer funcionar su XMB.

Por desgracia, solo son compatibles los juegos que soportan esa versión del firmware (4.55 y 5.00). Funciona en Mac, Linux y Windows.

 

Spine

Solo está para Linux, pues está programado con dependencias que únicamente existen en ese sistema operativo —aunque se puede hacer funcionar desde el subsistema de Linux para Windows—.

Su rendimiento es bastante decente, y actualmente, es capaz de mover más de 50 títulos. Eso sí, hablamos únicamente de juegos básicos, sin gráficos complejos.

 

GPCS4

GPCS4 emulador

Tampoco estamos ante otro programa finalizado, pero tiene mucha proyección de futuro. Es capaz de cargar juegos y moverlos, aunque a una tasa de fotogramas muy baja.

Una vez se termine de pulir la optimización, lo más probable es que GPCS4 dé mucho que hablar.

 

Emuladores de PlayStation 5

PS5

Todavía es muy pronto para hablar de emuladores de PlayStation 5. No obstante, hay varios equipos de desarrollo que están centrados ya en esta consola de nueva generación.

El más avanzado por el momento es KyTy, un emulador desarrollado por InoriRus que ya ha superado las barreras más difíciles de su desarrollo. No obstante, todavía le queda mucho trabajo por delante.

¡Sé el primero en comentar!