Un repaso a todos los juegos de la saga God of War de PlayStation

Sin duda estamos ante una de las sagas que han definido a PlayStation desde su estreno en PS2 hace ahora 17 años. Un periplo en el que hemos conocido a Kratos como el Fantasma de Esparta y que se ha enfrentado a prácticamente cualquier Dios que podáis imaginar. Así que si todavía no le conocéis, o queréis saber qué juegos os faltan por probar de él, aquí tenéis la lista completa para deleitaros con su desarrollo hack’n slah. O lo que es lo mismo, «reparte tortas como panes».

Una prolífica saga llena de juegazos

El común denominador de estos God of War es que, sin ninguna duda, son juegos divertidos que se dejan disfrutar desde el primer y hasta el último minuto. Y aunque Kratos ha obtenido algunos logros dentro del ecosistema PlayStation, la saga tiene en su haber un pequeño manchón que le durará toda la vida porque, a diferencia de Uncharted, por ejemplo, nunca tuvo una versión específica para PS Vita (solo las versiones HD de los dos primeros para PS2), la maravillosa portátil de Sony que llegó al mercado hace ahora algo más de diez años. Aunque siempre nos podíamos conformar con arrancar uno de los dos títulos que llegaron a PSP y que eran totalmente funcionales gracias a su retrocompatibilidad con la vieja PlayStation Portable.

Todos los juegos de la saga por orden

Sin más preámbulos, vamos a entrar de lleno en los juegos de God of War que han salido al mercado y que, para un recorrido de tres lustros, son suficientes para coronar una carrera como la de Kratos que, por suerte, todavía no ha terminado.

God of War (2005)

Salió originalmente para PlayStation 2 y qué decir de él. Se trata de un juego con un desarrollo contagioso, dinámico, rápido y con muchos desafíos, que sorprendió por su gran puesta en escena y el manejo del protagonista. Un Kratos que, armado con sus ya legendarias cadenas, tiene que enfrentarse a un enjambre de enemigos que no paran de salir en pantalla. Salvando las distancias, replicaba éxitos como los de Devil May Cry, en los que llega un momento en el que perdemos la cuenta de las bajas que hemos causado al enemigo. La historia nos lleva hasta la Grecia antigua, que vive sumida en el caos producido por atenienses, persas y la propia ira de los dioses.

God of War 2 (2007)

Tras el éxito del primer juego, estaba cantado que Sony lanzaría la continuación. Dos años tardó en llegar a PlayStation 2, prácticamente cuando tocaba a su fin la generación. En esta entrega la historia nos cuenta que Kratos, el general espartano convertido en Dios de la Guerra, ha sido repudiado por Zeus, por lo que pierde el favor y reconocimiento del Olimpo. Con pocos cambios respecto del original, mantiene su línea en los combates pero va complicando más las cosas con algunos enemigos que ya empiezan a crecer en tamaño y complejidad. La saga sigue forjando sus propios elementos distintivos.

God of War Chains of Olympus (2008)

Era de esperar que PSP, en aquellos tiempos todavía con vida, tuviera su propia versión y esta llegó en 2008. Con Chains of Olympus nuestro protagonista nos desvela algunos acontecimientos previos a los dos primeros títulos de PlayStation 2, cuando Kratos todavía actuaba al servicio de los famosos dioses del Olimpo. Este juego no innova en nada (lo que no es malo) y se limita a replicar el éxito de la franquicia en consolas de sobremesa. Es sí, una versión HD llegaría a PS3 en 2011.

God of War III (2010)

Este juego es, seguramente, uno de los puntos de inflexión de la saga. Es el primero que llega a PS3 y lo hace aprovechando el hardware de la consola para mostrarnos enemigos de unas dimensiones descomunales. Solo hay que recordar los primeros minutos del juego para comprobar la magnitud que adquiere y, sin modificar los combates de Kratos, se incorporan algunos elementos más depurados como puzzles, etc. En esta ocasión nuestro héroe ha perdido ya toda la fe en los dioses de Olimpo y comenzará un viaje para vengarse prácticamente de todos ellos.

God of War 1 y 2 HD (2010)

Aprovechando el lanzamiento de la tercera entrega, Sony realizó una adaptación de los viejos juegos de PS2 al hardware más potente de PS3. Los gráficos se hacen mejores, con mayor resolución y una calidad más evidente en las texturas y la fluidez del juego en general. Son dos ediciones que se pudieron comprar por separado o dentro de un mismo pack para tenerlas todas a mano y recordar viejos tiempos.

God of War Ghost of Sparta (2010)

Como no podía ser de otro modo, Sony se animó a lanzar un segundo juego para su consola portátil, PSP. Este título mantiene el mismo aspecto y gameplay del Chains of Olympus de dos años antes y aprovecha para continuar la historia previa a los dos primeros lanzamientos de PlayStation 2. Así, conoceremos al Kratos recordado como el Fantasma de Esparta en su lucha al servicio de los dioses. El juego tendría una versión HD para PS3 en 2011, un año más tarde.

God of War Ascension (2013)

Con este juego daba la impresión de que Sony no quería avanzar en la historia de Kratos tras los acontecimientos de God of War III y volvemos a recordar los momentos en los que el Dios de la Guerra era todavía el Fantasma de Esparta. En esta ocasión, conoceremos el instante en el que nuestro protagonista se convierte en el esclavo de los dioses. Este título no es especialmente recordado, al menos al nivel de otros anteriores, pero tampoco desentona demasiado respecto del resto de la saga. Nunca llegó a PS4, cosa extraña ya que salió en los últimos instantes de la generación anterior de PS3.

God of War III Remasterizado (2015)

Con PS4 ya en pleno apogeo, Sony se animó a lanzar una remasterización de uno de los mejores títulos de toda la franquicia, con resolución 1080p, gráficos mejorados con texturas más detalladas, mejores efectos visuales y la misma carga de jugabilidad del original, además de un interesante añadido como fue el modo foto.

God of War (2018)

Hasta el día de hoy se trata del último de los títulos de la saga y, seguramente, el mejor de todos. Estamos ante un reinicio completo, con Kratos ya en su madurez y un hijo que le acompaña en sus aventuras. La creación de Sony Santa Mónica es, además, un deleite visual por su puesta en escena gracias a un plano único que dura todo el juego, o las pinceladas de rol con gestión de inventario, habilidades y armas. Es una obra maestra que marca el comienzo de un nuevo camino de la franquicia y que tiene toda la pinta de que se alargará durante los próximos años. Esperemos que sean muchos.

God of War Ragnarok (2022/2023)

Aunque no tiene fecha confirmada y podríamos tenerlo en nuestras PS5 entre finales de este año y comienzos del que viene, solo sabemos que se trata de una continuación directa de los acontecimientos vistos en el God of War de 2018. Asistiremos, eso sí, a un cambio radical de escenarios, ojalá que de nuevas mecánicas de juego también y, por supuesto, queremos conocer cómo sigue la historia de Kratos con su hijo por los caminos señalados por los dioses nórdicos. Un Ragnarok del que podéis ver justo aquí encima el primer vídeo reveal publicado por Sony Santa Mónica. Con una historia como la del Dios de la Guerra, ¿cómo no quererle bien cerquita de nuestras consolas?

¡Sé el primero en comentar!