La historia del Beep, el sonido que separa lo nuevo de lo viejo

Hay sonidos que son tan característicos que, sin saberlo, se convierten en algo clave en nuestro día a día. El beep es uno de ellos, un sonido que puedes oír cuando pones a cargar tu smartphone, cuando acabas de calentar leche en tu microondas, encientes el robot aspirador o suena una alarma en un reloj. Pero detrás de este popular sonido hay una historia interesante acerca de cómo surgió.

El nacimiento del beep

La palabra beep se usó por primera vez en 1929. Fue el Oxford English Dictionary quien la describió. En 1951 Arthur C. Clark la utilizó para describir el tono eléctrico de una computadora en su primera novela, Las arenas de Marte, pero no fue hasta el lanzamiento del Sputnik 1 cuando cobró todo el sentido.

Hace pocos días se cumplieron 50 años de la llegada del hombre a la Luna. Lo contamos por aquí y sirvió para que recordásemos que fue Neil Armstrong quien tuvo el privilegio de ser el primer hombre en pisar la luna. Gracias también a una serie de acontecimientos que jugaron a su favor. Aunque también fue interesante descubrir quién resultó ser el último hombre en pisarla.

Pues bien, con motivo de este importante acontecimiento, Fast Company ha ido publicando una serie de artículos relacionados con el tema y entre ellos uno del origen del beep.

Si bien la palabra ya había sido creada y definida, fue con el lanzamiento del Sputnik 1 cuando cobró sentido pues la usaron para describir aquel característico sonido que realizó durante 21 días el satélite ruso.

Como puedes escuchar durante los dieciocho primeros segundos, ese sonido es el que comenzó a realizar el satélite en el momento que empezó a orbital la tierra. Aunque a los 21 días se apagó, se le acabaron las baterías y dejó de sonar.

De todos modos, mientras lo hizo, el Sputnik sirvió para dar nombre a un tipo de sonido que, como bien dijo un presentador de NBC News: «El beep es el sonido que siempre separará lo antiguo de lo nuevo». Y tenía mucha razón.

Ahora mismo, la mayoría de dispositivos e incluso software que usamos a diario no se entendería si este tipo de sonido. Cuando activas el asistente de voz de Google suena una serie de beeps, también cuando pulsas las teclas del horno o microondas para establecer los minutos o temperatura, cuando suena la alarma del móvil,… el sonido está presente en prácticamente cualquier dispositivo electrónico que te rodea.

El beep y los videojuegos

Si el sonido beep está presente en prácticamente todo nuestro alrededor, los videojuegos no iban a ser una excepción. Arriba has podido conocer cómo se usó para describir el sonido emitido por el satélite ruso, pero hay mucho más.

Si te gustan los vídeojuegos, el beep se ha convertido en uno de sus sonidos más icónicos o directamente el más icónico. Hay un documental llamado Beep: A Documentary History of Game Sound que resulta muy interesante. En él se habla de la importancia de ese tipo de sonidos y cómo se han ido usando en los videojuegos para todo, pero principalmente para, combinando varios, crear algunas de las pieza más memorables de nuestro tiempo.

Por cierto, igual hacemos una recopilación de aquellos sonidos que ya son historia. A ver cuántos sois capaces de reconocer o habéis escuchado en algún momento.