El responsable del tiroteo de Nueva Zelanda emitió la masacre en directo y aconsejó seguir al youtuber PewDiePie

Ayer todos nos sobrecogimos al enterarnos del atentado perpetrado en Nueva Zelanda. Existen en estos momentos tres sospechosos por lo ocurrido pero especialmente el perfil de uno ha llamado la atención: el de Brenton Tarrant, que decidió transmitir en directo el tiroteo con una GoPro y hasta aconsejó a los espectadores suscribirse al canal del famoso youtuber PewDiePie.

El horror por streaming

Se cree que Brenton Tarrant planeó concienzudamente el atentado, realizado junto a dos compañeros, contra dos mezquitas de la localidad de Christchurch, en Nueva Zelanda, que ha dejado por el momento 49 muertos y más de 20 heridos. Tarrant, hombre blanco de 28 años, decidió perpetrar este tiroteo “para asegurar el futuro de su gente” no sin antes publicar en internet un manifiesto de 74 paginas repleto de razonamientos racistas, xenófobos y en los que muestra su clara creencia supremacista.

Después, decidió dirigirse a la mezquita de Al Noor, vestido con ropa militar y ataviado con una GoPro en la que estuvo retransmitiendo en directo parte de la masacre. El vídeo, que fue previamente anunciado en los foros de 8chan, se mostró en Facebook, YouTube, Twitter e Instagram -tienes una captura de Brenton Tarrant bajo estas líneas-, donde estuvo online y a la vista de cualquiera durante 17 minutos con la idea de llegar al mayor número de gente posible a través de internet. El horror retransmitido en rigurosos directo.

Tarrant Nueva Zelanda

Incluso en Reddit se abrió un hilo comentándose el contenido del mismo, sin que ninguna de las grandes compañías que se encuentran detrás de estas plataformas pudieran hacer nada, como denuncia el periodista del Washintg Post, Drew Harwel, en un tweet publicado hace unas horas:

Lo peor de todo es que una vez tumbado el vídeo original, comenzaron a parecer copias del vídeo, subidas por múltiples usuarios en los que igualmente era posible ver todo lo que el terrorista había mostrado y que han tardado mucho más en ser eliminadas.

No es el único componente 2.0 de toda esta historia. Resulta que Tarrant también aprovecha su retransmisión en vivo para animar a la gente a que vea un canal de YouTube: el de Felix Kjellberg, más conocido como PewDiePie, que tiene el récord de suscriptores en la plataforma actualmente -aunque T-Series le pisa los talones en estos momentos. PewDiePie ya fue acusado en el pasado de promover el antisemismo en uno de sus vídeos, lo que le llevó a perder contratos publicitarios importantes con la propia YouTube y con Disney.

Recuerden, muchachos, suscríbanse a Pewdiepie“, llega a decir Brenton Tarrant.

El youtuber no ha tardado en responder a esta referencia a su canal, declarando que se siente “absolutamente enfermo” de que Tarrant haya pronunciado su nombre, rechazando con rotundidad los actos terroristas ocurridos. Aún así, es probable que esta mención le termine pasando factura a su reputación, puesta demasiadas veces ya en tela de juicio por sus desafortunados comentarios y bromas.

Una auténtica tragedia que gana aún más peso por la repercusión online del suceso. Internet nos ayuda y conecta unos con otros, pero también resulta un arma de doble filo con una tremenda capacidad de propagación, tan poderosa que es difícil de controlar -recordemos que el vídeo de la masacre estuvo emitiéndose durante 17 escandalosos minutos en directo sin ser tumbado de ninguna red social. Y lo peor es que es complicado saber cómo ponerle solución.