IKEA quiere vender energía limpia y que tú también lo hagas

IKEA tiene planes de convertirse en un proveedor de energía limpia. Eso no implica que vayan a dejar de vender muebles, pero sí que demuestra que le interesa abrir otras líneas de negocio y seguir apostando por esa sostenibilidad en la que llevan ya mucho tiempo trabajando. Aunque lo mejor es que también permitirían que tú fueses una especie de proveedor también.

IKEA y la generación de energía limpia

IKEA anunció algo importante para el futuro de la compañía, aunque por el momento sólo aplicará a su país de origen. La compañía conocida por sus muebles y albondigas, aunque a nosotros nos atraen más sus productos tecnológicos como el último cuadro altavoz Symfonisk o las luces inteligentes Tradfri, se quiere convertir en proveedor de energía renovable.

Para lograr esto la compañía sueca ha llegado a un acuerdo con Svea Solar. De este modo, ambas ofrecerán un servicio que permite a los clientes de IKEA en Suecia acceder a una electricidad creada a través de la energía fotovoltaica y eólica.

Esta electricidad que proviene de fuentes renovables tendrá un coste fijo de unos 5 euros más el variable en función del consumo y el precio al cual Svea Solar la compra a otros generadores de energía limpia. Pero hay algún que otro detalle interesante en la propuesta en sí.

La primera es que los que generen esta energía deben tener un sistema que no tenga más de cinco años de antigüedad. Esto es interesante pues fomentaría la inversión en este tipo de energía, al menos en el país sueco que es donde primeramente empezarán a ofrecer todo esto.

La segunda es que habrá una aplicación que permitirá conocer al usuario toda la información referente al consumo de forma precisa en cada momento. Importante porque este sistema no recurre a ningún tipo de baterías o PowerWall.

Y tercero, lo más interesante de todo sería la posibilidad que también daría IKEA de que sean los usuarios los que puedan vender el exceso de energía que puedan producir con sus propias instalaciones y no consumen.

Así, básicamente, lo que permitiría el nuevo servicio de IKEA es convertir al usuario en proveedor de energía limpia también. Y eso es interesante, porque podría animar a muchos a apostar por este tipo de energía siempre y cuando fuese posible. Porque no todo el mundo tiene capacidad de instalar paneles solares.

Solstrale, las placas solares de IKEA

La apuesta de IKEA por la energía limpia no es nada nuevo. Hace tiempo que ofrecen Solstrale, unas placas solares que sus clientes pueden instalar en sus hogares y que gracias a acuerdos con proveedores locales está disponible en Suecia, España, Francia, Australia, Italia, Alemania, Suiza, Bélgica, Polonia y Reino Unido.

Estas mismas placas son las que serviría para que esa energía que se produce y no se consuma se pueda vender. De modo que habrá usuarios a los que podía salirles prácticamente gratis la energía que consumen, sólo necesitarán la inversión inicial en la instalación. La cual hay que medirla al largo plazo, porque es cierto que suponen un gasto inicial importante. Pero si cumples con los requisitos, podría ser una opción a considerar viendo las últimas subidas en el recibo de la luz.