La silla gaming de Herman Miller es y cuesta lo que esperábamos

La silla gaming de Herman Miller es y cuesta lo que esperábamos

Pedro Santamaría

Embody, ese es el nombre de la nueva silla con espíritu gaming de Herman Miller desarrollada junto a Logitech G. Una propuesta para unos pocos por precio, pero que cualquiera desearía tener por diseño y esa promesa de ofrecer la experiencia más cómoda a la hora de jugar horas y horas. Aunque, ojo, que no llega sola.

Embody, la silla gaming de Herman Miller

Las sillas de Herman Miller son para muchos lo mejor de lo mejor, propuestas que destacan por diseño, calidad de materiales y, principalmente, por ergonomía y comodidad. Quien las ha probado no dice ni una palabra negativa, o casi. El precio es el principal motivo por el que muchos no las compran a pesar de desearlas.

Por eso, cuando anunció que desarrollaría una nueva silla enfocada al gaming junto a Logitech había algo que teníamos claro: no sería una silla económica. Ahora que finalmente ha sido presentada confirmamos eso y que es mucho más cara que la mayoría de sillas para gamer. La cuales, dicho sea de paso, ya son consideradas como excesivamente caras por muchos.

No obstante, tengas o no intención de comprarla, lo cierto es que merece la pena echarle un vistazo a esta propuesta que mantiene esa esencia del fabricante, apostando por aspectos claves en cualquier silla y añadiendo elementos pensados para las necesidades particulares de un gamer y su posturas de juego.

Logitech G, el sello de Logitech enfocado al mundo de los vídeojuegos, es la marca con la cual ha colaborado Herman Miller para crear Embody.  Esta silla enfocada al gamer a pesar de ello te recordará a otras del fabricante, por toda la parte de la ergonomía que se alimenta de los años de experiencia y estudios que la popular marca de sillas ha ido desarrollando.

De ese modo, la silla promete un soporte único para la columna vertebral. Para ello se adapta sin importar la postura y forma en la que se siente el usuario. También reduce la acumulación de presión y favorece movimientos saludables durante largos periodos de uso. Los apoyabrazos son totalmente ajustables y el tejido en el que está confeccionada es capaz de regular la temperatura según ellos gracias a una espuma con ventilación.

Revisando todos los detalles de la silla, algunos que también llaman mucho la atención es que la profundidad del asiento es ajustable. Esto es interesante y para nada habitual. Sin embargo, contar con un asiento con la profundidad adecuada para cada usuario en función a su altura favorece también una postura mucho más sana a largo plazo.

El resto de especificaciones técnicas quedan resumidas aquí:

  • Altura total: 1067-1143 mm
  • Anchura: 749 mm
  • Profundidad : 381-457 mm
  • Altura del asiento: 406-521 mm
  • Distancia del asiento al apoyabrazos: 165-290 mm
  • Peso máximo garantizado: 136 kg

Una silla para unos pocos bolsillos

La nueva silla Embody de Herman Miller no es una propuesta para todos los bolsillos. Es cierto que cualquiera podría adquirirla, porque con un poco de esfuerzo se puede ahorrar para comprarla del mismo modo que se hace para teléfonos de gama alta. Aún así, no creemos que muchos acaben haciéndolo.

La Embody cuesta 1.276 euros. Un precio que supera con creces a lo que la mayoría de usuarios está dispuesto a gastar en una silla, más aún en una silla para jugar. No obstante, teniendo en cuenta la importancia de un bien asiento para nuestra higiene postural igual habría que pensar si es una inversión que se amortiza o no.

Con una garantía de 12 años con 24 horas de uso todo parece indicar que sí, harás una inversión importante, pero tendrás silla para largo. Igualmente, aquí que cada uno decida. Lo que está claro es que si las sillas gaming actuales te parecen caras, esta mejor que no la mires mucho. Por precio y porque es fácil que te acabes obsesionando con la idea de hacerte con una.

El lado gaming de Herman Miller y Logitech G

Junto a la silla, sin duda el más mediático surgido en la colaboración entre Herman Miller y Logitech G, la nueva línea de productos gaming incluye dos propuestas adicionales.

La primera es la Nevi Gaming Desk, una mesa regulable en altura donde sus características claves no son nada fuera de lo común respecto a propuestas similares. Tal vez, lo único llamativo sea el tablero antimanchas y antirreflejos para que la iluminación de la habitación y escritorio no suponga ningún tipo de problema al jugar. Eso sí, no esperes que sea una mesa económica tampoco, su precio es de 1.097 euros.

La segunda es un un brazo articulado para el monitor llamado Ollin. Aquí sí que tenemos que decir que nos ha gustado. Con capacidad de soportar pantallas de hasta 9 kg de peso, resulta bastante interesante su diseño y esa gestión de cables que permite para que estén perfectamente ordenador a través de un sistema de tres puntos. Es cierto que 189 euros puede parecer demasiado, pero, tal vez, sea el producto más ajustado en cuanto a precio si se compara con propuestas similares.

En resumen, que esta es la nueva línea geaming Herman Miller x Logitech G. ¿Que te parece?