Solución extrema al problema de temperatura de la Canon EOS R5

Hace tiempo que se dejó de hablar de la Canon EOS R5 y sus problemas de temperatura, esos que impiden grabar de forma continuada a máxima calidad e incluso a otras resoluciones del modo que se esperaría en una propuesta de este tipo. Sin embargo, ahora tenemos que retomar el tema porque Matthew Perks, conocido youtuber por sus proyectos DIY, le ha colocado un sistema de refrigeración líquido y adiós a las limitaciones.

Solución extrema a los problemas de la Canon EOS R5

Hay que reconocer que la Canon EOS R5 nos encantó. Porque técnicamente la cámara es una auténtica locura, tanto por calidad fotográfica como a la hora de grabar vídeo a resolución 8K y sus otros modos. El problema es que efectivamente la experiencia de uso se veía lastrada debido a los problemas de temperatura que aún a día de hoy no han sido resueltos del todo por la propia marca.

No hace mucho se mandó una actualización de software que cambiaba la forma en la que se tenía en cuenta la temperatura de la cámara para la finalización de la grabación, pero de esto te cuento luego un poco más. Ahora lo que vemos es cómo en internet no han dejado de surgir nuevas soluciones a este problema.

Aquí mismo ya te contamos cómo había fabricantes como Tilta que habían creado un disipador externo para ayudar a enfriar el cuerpo. O cómo otros usuario habían añadido capas extras de disipación abriendo la cámara bajo su propia responsabilidad. Pero esto que ha hecho Matthew Perks es lo último de lo último: colocarle un sistema de disipación líquido.

Como puedes ver en el vídeo, Perks logra evitar las limitaciones a la hora de grabar vídeo con la EOS R5. Es decir, si de fábrica prácticamente te ves limitado a 20 minutos de grabación de vídeo en 8K y luego necesitas un buen rato para que se enfríe y puedas volver a grabar, con suerte, otros 20 minutos, aquí ese problema no existe.

¿Cuál es el problema entonces de la modificación llevada a cabo más allá de perder toda garantía? Pues que no es nada cómodo, porque tendrías que llevar contigo un sistema de refrigeración como si fuese el gotero de un paciente. Y es que Perks integra una disipación líquida para no sólo aumentar el número de minutos que puede grabar sino directamente borrar cualquier límite que no esté condicionado por la autonomía o capacidad de la unidad de almacenamiento.

Canon y su último firmware

Como decíamos antes, Canon lanzó una actualización de firmware (versión 1.1.1) no hace mucho con la que cambiaban algunos parámetros a la hora de controlar la temperatura de la cámara. Gracias a eso mejoraba algo, porque ya se había visto que reiniciándose el que parecía ser el temporizador que controlaba la grabación se podía prologar la grabación.

Pues bien, Perks con su modificación vio como sin estar extremadamente caliente el procesador la cámara también se detenía con la versión de firmware original, pero tras actualizar sí que pudo grabar sin limite durante más de cuatro horas.

Al final, más allá de lo curioso de la creación de Perks, lo que quedó claro es que esta cámara necesita una mejor disipación si la quieres usar como cámara de vídeo principalmente. Y puede que ahí la solución de Tilta sea la mejor, porque el propio Perks colocó una placa con ventilación similar y también pudo extender el tiempo de grabación hasta cerca de los 40 minutos. Aunque nuestra recomendación es que si buscas una cámara de Canon para vídeo, eches un vistazo a la Canon EOS C70.

¡Sé el primero en comentar!