Nuevos OnePlus 8: una de cal y otra de arena

Nuevos OnePlus 8: una de cal y otra de arena

Drita

OnePlus acaba de hacer públicos su nuevos retoños, los OnePlus 8 y OnePlus 8 Pro, así que toca hablar un poco más de ellos y sobre todo, responder a la pregunta que muchos se estarán haciendo en estos momentos: ¿merece la pena la actualización? Pues sí y no. Pasa y te contamos

La nueva familia OnePlus 8: de todo un poco

Cuando llegaron los OnePlus 7T al mercado, muchos coincidieron en lo mismo: las diferencias entre el 7T y el 7T Pro eran demasiado leves y pocas razones había para justificar la compra del segundo (más caro) respecto al primero. Nosotros mismo hicimos esta reflexión cuando analizamos ambos dispositivos, dando cuenta que, puestos a elegir, era más interesante no optar por la versión Pro en esa ocasión.

Para que esta vez no ocurra lo mismo, OnePlus ha decidido cambiar la estrategia y apostar por dos nuevos smartphones que ahora sí son una versión «normal» y «profesional» de un mismo equipo, o al menos así se siente tras un primero encuentro con ellos y sus especificaciones.

Eso, claro, por contra, beneficia poco al OnePlus 8: el smartphone se presenta con pocas novedades respecto a su antecesor, el OnePlus 7T. Es cierto que este nuevo modelo es algo más estrecho y ligero (y es algo que se nota en la mano más de lo que parece por sus números), luce una pantalla (con las mismas 6,55 pulgadas y 90 Hz) de bordes curvos y agujero para cámara (¡adiós al notch!) y su espalda se despide de la característica esfera que alojaba a las cámaras (qué pena) en favor otra ver de la columna de sensores, pero más allá de eso y de que hay una batería bastante más grande de 4.300 mAh (posiblemente es lo más interesante de su conjunto), hay pocos cambios importantes.

OnePlus 8

Sí, ahora el procesador es un Snapdragon 865, pero poco vas a notar respecto al 855, y el Bluetooth es 5.1 en lugar de 5.0, pero de nuevo se trata de saltos pequeños. Incluso las cámaras son prácticamente las mismas que en el 7T: sensor principal Sony IMX586 de 48 MP y gran angular de 16 MP. El cambio lo encontramos en el teleobjetivo, que desaparece lamentablemente en favor de un sensor macro. No hay zoom más allá del digital de la propia cámara principal.

Mucho (pero que mucho) más interesante es el OnePlus 8 Pro. Aquí la diferencia es mayor respecto al OnePlus 8 y también se siente como una evolución mucho más pensada respecto al OnePlus 7T Pro. El nuevo teléfono pesa un poco menos y es ligeramente más delgado y tiene una pantalla más grande (6,78″) con una tasa de refresco de 120 Hz y varias mejoras enfocadas a una mejor reproducción de imágenes, incluyendo HDR Boost para optimizar el contraste y ofrecer colores más definidos y hasta una función para «suavizar» imágenes y ofrecer un contenido mejor adaptado a la tecnología de la pantalla.

OnePlus 8

El procesador (esperable) es un Snapdragon 865, por lo que habrá pocos cambios a nivel de rendimiento (la familia 7T rendía ya de por sí muy bien), pero apoyado en memoria RAM de tipo LPDDR5 (que ayuda a tener más velocidad y ahorrar en el gasto energético.

Otro salto importante lo tenemos en el apartado fotográfico, con un mejor sensor principal (de 48 MP), un Sony IMX689; un gran angular de 48 MP y campo de visión de 120º y un teleobjetivo de 8MP con zoom óptico de 3 aumentos y digital de 30X. Incluso el estabilizador de imagen ha cambiado a mejor (ahora es óptico, mientras que en el 7T Pro era digital).

La batería también ha subido, hasta los 4.510 mAh, y tenemos (¡por fin!) carga inalámbrica, además de otra novedad curiosa como es la certificación IP68 -no, los anteriores OnePlus no la tenían, aunque podían resistir salpicaduras y polvo; cuestión de pagos y regulaciones, vaya.

Como ves, la evolución es mucho más notable que la que existe en el OnePlus 8 además de presentar una diferencia de valor importante respecto a este. Todo, como siempre, será cuestión de precio.

OnePlus 8, disponibilidad y precios

El OnePlus 8 tiene un precio que parte de los 709 euros y estará disponible en tres versiones dependiendo de RAM, almacenamiento y color:

  • 8 GB y 128 GB de almacenamiento por 709 euros. En color Onyx Black (negro) y Glacial Green (verde).
  • 12 GB y 256 GB por 809 euros. En color Glaciar Green (verde) e Interstellar Glow (arcoíris).

El OnePlus 8 Pro, por su parte, se encontrará a partir de los 909 euros. Estas son sus configuraciones y combinaciones de color posibles -ojo porque llegamos a la mágica cifra de los 1.000 euros, lo valoraremos en su próximo análisis-:

  • 8 GB y 128 GB por 909 euros. En color Onyx Black (negro).
  • 12 GB y 256 GB por 1.009 euros. En color Glacial Green (verde) y Ultramarine Blue (azul marino).

Todos se pueden adquirir a partir del próximo 21 de abril (aunque las reservas están abiertas desde hoy) vía online, excepto el Oneplus 8 Interstellar Glow, que estará disponible el 4 de mayo.