Fitbit asfixiada: podría estar buscando comprador (y ya hay candidatos)

Fitbit asfixiada: podría estar buscando comprador (y ya hay candidatos)

Drita

El terreno de los relojes inteligentes es complicado y Fitbit bien que lo sabe. La firma no anda precisamente por su mejor momento y prueba de ello es que andaría buscando nada menos que posibles compradores que le den un empujón. Esto es lo que sabemos por el momento del devenir de la compañía.

Fitbit está buscando comprador

Fitbit habría recurrido a la firma Qatalyst Partners para que le ayude a buscar compradores. Así lo asegura al menos Reuters, que filtra en exclusiva la decisión de la compañía de relojes inteligentes para intentar salir del bache en el que se encuentra.

Y es que la competencia en este sector de wearables es más complicada de lo que en principio podría parecer. Gran parte del pastel de lo lleva Apple con su Watch (en cualquiera de sus generaciones), con Samsung a la cola en términos de cuota de mercado, asegura el medio norteamericano. Esto, claro, ocurre en el segmento de alta gama, porque si lo que se busca es un reloj o medidor de actividad, la gente no suele invertir mucho dinero y recurre entonces a marcas como Xiaomi, cuya pulsera Mi Band 4 es todo un éxito de ventas gracias a su ajustadísimo precio de 34,99 euros -y eso sin contar la de veces que puede conseguirse más barata.

Fitbit

Esta dinámica por parte de los usuarios deja a Fitbit en un limbo intermedio que le está llevando por un mal camino. Sus propias acciones en bolsa han caído hasta un 90% desde el valor máximo alcanzado en su día y los modelos de su catálogo no se venden como debería. Por ello, Fitbit ha acudido a Qatalyst Partners, que se encargaría de buscarle compradores e inversores dispuestos a darle el empuje que necesita.

Las negociaciones y consideraciones, eso sí, estarían aún en las primeras fases con una Fitbit que sigue dubitativa sobre si debería o no dar el paso. Se da además la circunstancia de que Google podría entrar en la jugada -o, mejor dicho, Alphabet-, decidiéndose por la compra de la marca de relojes inteligentes, aunque no sería la única (existen otras firmas interesadas que ha pedido permaneces en el anonimato por el momento). Tanto Fitbit como la compañía googliana han rechazado además hacer declaraciones al respecto, apuntando en su política no se encuentra la de comentar o confirmar rumores ni especulaciones. Qatalyst, por su parte, tampoco ha querido dar más datos sobre una posible operación.

Sea cual sea a compañía que decida poner el ojo en Fitbit, seguro que es bienvenida. Los últimos relojes Versa y sobre todo Versa Lite han funcionado bastante mal entre el gran público y lo que necesita la marca ahora son ganacias, no problemas. Aunque la compañía pueda todavía subsistir y aguantar el tirón, una inversión por parte de una empresa le daría el empujó que necesita no solo para salir de la mala racha sino también para volver a jugar en la liga  de relojes inteligentes y hacer frente a sus principales contrincantes del sector.