Obi-Wan Kenobi está defraudando y esta escena lo resume perfectamente

Sin riesgo a equivocarnos, es posible afirmar que la serie Obi-Wan Kenobi de Disney+ es uno de los proyectos televisivos que más hype han provocado en los últimos 10 años. Solo por el hecho de traer de vuelta a Ewan McGregor, actor que se ha ganado el corazón de los fans de Star Wars desde su primera aparición en el año 1999 en Episodio I La Amenaza Fantasma, ya tenía garantizado que el día del estreno íbamos a estar todos pegados a la pantalla. Y ya si encima a eso le sumamos el retorno de Hayden Christensen como Darth Vader y el hecho de que habría un reencuentro entre el Lord Sith y el maestro Jedi… ¿se puede pedir más?

¿Pero qué es esto?

Y entonces llegó el día del estreno y, aunque no esperábamos asistir al advenimiento de una obra maestra, sí al menos que se convirtiera en una buena serie. Sin embargo, con cada episodio que se estrena los seguidores ven más evidente que no va a ser esa epopeya épica que imaginaban. ¿O acaso es posible asimilar que la historia de nuestro caballero Jedi favorito terminaría transformándose en una de las mayores decepciones Star Wars de los últimos años? Esto no parece estar a la altura de una de las sagas más taquilleras de la historia.

Antes de empezar a fusilar la serie, vamos a desvelar algunos spoilers, por lo que si tienes interés en ver la miniserie de seis episodios avisados quedáis. Ved los capítulos, y luego podéis volver aquí.

Una queja muy extendida entre los fans de la saga creada por George Lucas es el enfoque dado a la trama de la serie. Nos explicamos. Aunque la historia que se cuenta conecta directamente con el La Guerra de las Galaxias y nos explica el por qué Leia acude a Obi-Wan cuando tiene problemas en el filme original, la manera en la que está narrada saca a muchos de la acción principal.

Leia.

No se percibe la tensión en la historia, así como tampoco hay emoción por lo que está por pasar. Han conseguido que prácticamente nos dé igual porque, como en Titanic, ya sabemos que el barco va a hundirse: Leia y Luke crecerán, formarán parte de la Rebelión y Obi-Wan morirá a manos de Darth Vader en la Estrella de la Muerte. Así que cualquier peligro que vivan en la serie de Disney+ tenemos claro cómo va a ser el desenlace.

Eso sí, Ewan Mcgregor sigue siendo tan carismático como hace 20 años y la joven actriz que interpreta a Leia hace un trabajo sensacional interpretando a una Carrie Fisher de 8 años… con diálogos de mujer de 20 ó 30. Además, a los responsables de Lucasfilm se les empieza a ver el plumero, ya que esta es la tercera vez que utilizan la estrategia de juntar al protagonista de la serie con un niño al que debe cuidar. Ocurrencia que ya vimos en El Mandaloriano (salió milagrosamente bien) y en The Bad Batch (salió medianamente bien).

La escena maldita

Además, esta serie falla en uno de los aspectos más reconocibles de la franquicia: la banda sonora. Se siente como algo de relleno, en lo que no se han esforzado y, aunque salvando el tema principal compuesto por el maestro de maestros, John Williams, ninguno de los que aparecen en la serie de Disney+ merecen ser recordados. Todo el alma sinfónica de La Guerra de las Galaxias ha desaparecido por lo que tampoco conectamos a ese nivel sonoro.

Uno de los momentos clave de la serie es el hipótetico reencuentro entre el Lord Sith y el caballero Jedi. Podíamos imaginar que sería épico, o en unas circunstancias diferentes a las ideadas por los que han concebido esta miniserie porque el desencanto es general. Partimos de un primer error: que se desarrolla en un escenario irrelevante, el equivalente galáctico a grabar en un descampado con algún material de obra que se ha quedado por ahí. Es decir, el lugar en el que tiene lugar la acción es un espacio indigno para tan esperado reencuentro.

Escena Darth Vader vs Obi Wan.

Después, el combate en sí es decepcionante, puesto que Vader intenta destruir a su adversario con sus poderes Sith y da la sensación de que, o ha perdido facultades, o no quiere matar de verdad a Obi-Wan al que restriega por el fuego sin darle el golpe de gracia con su espada láser. Tampoco ayuda al conjunto que Ben Kenobi haga más por huir que por luchar: se limita a bloquear los ataques de su antiguo aprendiz de una forma que, precisamente, no transmite el dramatismo ansiado que los fans llevan dos décadas esperando.

Eso sin hablar de la resolución, que suena a «no nos da tiempo a terminar hoy el plan de rodaje y hay que cortar». ¿Cómo es posible que Obi-Wan escape? ¿Una simple barrera de fuego puede detener a Darth Vader y todos sus destructivos poderes Sith? ¿No pueden rodear los stormtroopers la zona para dar caza al Jedi más buscado de la Galaxia? ¿Os imagináis a un cuerpo de Marines de EE.UU. marchándose cuando tienen al terrorista más buscado del planeta a apenas 10 metros de distancia? Imposible.

Ahora solo nos queda rezar para que los episodios que le faltan a la serie sean de lo mejor que se ha visto en Star Wars aunque, sin querer anunciar desgracia, todo apunta a que no será así.

¿Y a ti? ¿Te está defraudando la serie de Obi-Wan Kenobi? ¿O te está gustando?

¡Sé el primero en comentar!