Google recibe luz verde para su futurista tecnología de control por gestos

Quizás el nombre de Project Soli no te suene a mucho pero tras él se esconden años de trabajo por parte de Google para lograr algo que parece hoy en día impensable: desterrar los botones de los dispositivos electrónicos para siempre. Ahora esta idea se ha materializado un poco más gracias a la FCC, que ha aprobado su funcionamiento. Te contamos (y mostramos) en qué consiste Project Soli y cómo quiere Google cambiar la forma en que interactuamos con nuestros gadgets.

Project Soli

Google o mejor dicho su división Advanced Technology and Projects (ATAP en sus siglas en inglés) lleva desde 2015 trabajando en Project Soli (o Proyecto Soli), que busca la implementación del control por gestos en nuestro día a día. Ya en su momento, este grupo nos mostró un primer avance en vídeo a modo conceptual en el que nos explicaba cómo funciona esta interacción entre humano y máquina en la que se emplean unos sensores y tecnología de radar para detectar movimientos milimétricos con precisión.

De esta forma, estos sensores se podrían integrar en ciertos gadgets, como por ejemplo un reloj inteligente, que sería controlado completamente por gestos (imagina cambiar la hora haciendo como que giras un botón para manillas, juntando los dos dedos). Puedes ver una explicación mucho más detallada (en inglés) y varios ejemplos conceptuales en el vídeo que tienes a continuación (el del reloj aparece en el 0:48):

Aunque pueda parecer una idea experimental que nunca vería la luz, lo cierto es que Google ATAP ha seguido empeñada en hacerlo una realidad, algo que ahora está mucho más cerca gracias a la aprobación de la FCC. Este organismo regulador estadounidense ha dado el visto bueno para que los sensores de Project Soli usen la banda de frecuencias entre 57 – 64 Ghz, más altas que las que normalmente se usan en los dispositivos habituales pero aún dentro de los límites establecidos.

Como indican en Gizmodo, incluso tiene el permiso para su empleo dentro de aviones, siempre y cuando se cumplan con las reglas que ya conocemos de la FAA (la Administración Federal de Aviación​) respecto al uso de dispositivos electrónicos a bordo.

project spli

Una de las ventajas de este método, aseguran, es que con estos sensores no es necesario agregar retroalimentación háptica adicional o motores vibradores para asegurarle al usuario que el dispositivo está funcionando.

El visto bueno de la FCC no implica que vayamos a ver equipos con la tecnología de Porject Soli integrada mañana mismo, pero al menos un nuevo paso para que se haga realidad en un futuro próximo ya está dado. Que no es poco.