PowerEgg X, el dron que también es cámara de mano y webcam

PowerEgg X no es sólo un dron resistente al agua. Sí, de esos que si caen en medio de un lago no van a sufrir un trágico desenlace más allá de no llegar a encontrar. Esta propuesta también se puede usar a modo de videocámara y si te interesa, hasta de webcam para tus streamings.

PowerEgg X: drone, videocámara y webcam

No hay dudas de que DJI es el actual rey en el sector de los drones y de ahí que muchos otros fabricantes tengan que intentar llamar la atención con propuestas un tanto diferentes. Esta de PowerVision es una de ellas, aunque en esta ocasión tienen motivos para hacerlo y no sólo es el apartado de diseño lo que atrae. Este particular dron es mucho más que eso, también es una videocámara y hasta una webcam.

El dron

El primer uso y el realmente interesante de este PowerEgg X es el de dron. Con un diseño a modo de huevo, este producto creado por PowerVision está pensado para surcar los cielos y ofrecer una serie de ventajas que otros similares no tienen.

La primera y más importante posiblemente para más de uso sería su resistencia al agua. Sí, si se te cae en mitad de un lago no tendrás que preocuparte por su integridad, porque no le pasará nada. Otra cosa es que puedas llegar a recuperarlo, pero lo que el agua no va a dañar su electrónica como sí ocurriría a otras propuestas.

Junto a esa particularidad que agradecerán todos aquellos usuarios que suelen volar sus actuales drones en climas y situaciones complejas. Aún así, no hay que quedarse sólo con eso, también tiene otros detalles importantes.

Para empezar las patas o brazos también son plegables como los drones últimos de DJI. Esto facilita el transporte de un producto que está pensado, entre otras cosas, para que te lo puedas llevar allá donde vayas de forma cómoda. E incluso un tren de aterrizaje para hacerlo sobre el agua aprovechando su resistencia a la misma.

Además de ser plegable, el dron sólo pesa 862 gramos e incluye una cámara con un sensor CMOS de 12 MP y un tamaño de 1/2,8″ que es capaz de grabar contenido a una resolución 4K y 60p que se puede almacenar en los 6GB de memoria interna que ofrece si es poca la duración del clip o en una tarjeta micro SD que puede llegar a los 128 GB máximos.

Junto a esto incluye una aplicación que, como viene siendo habitual en muchas propuestas de cámaras actuales que te ayudan a capturar tu día a día, es capaz de realizar una edición rápida desde la aplicación móvil para poder compartir rápidamente el material en redes.

Claro que este uso a modo de dron no es lo único que ofrece o permite esta propuesta de PowerVision.

La vídeocámara

A través de un sistema que permite desacoplar los brazos con las hélices del cuerpo del dron, este PowerEgg X también se puede usar a modo de videocámara. De ese modo, el usuario podría aprovechar dicha cámara y su sistema de estabilización de tres ejes para capturar imágenes cámara en mano de un modo mucho más cómodo cuando esté en sitios donde no pueda volar el dron o simplemente no quiera.

Así evitaría el tener que cargar con una segunda cámara que si bien puede ser interesante por ser una de tipo mirrorless con objetivos intercambiables, mayor tamaño del sensor, etc,. también es cierto que muchas veces supone un extra de peso para según qué tipo de necesidades tenga cada uno.

Además, si con los drones de DJI ya hubo quien lanzó accesorios para hacer grabaciones en mano y sujetarlo a modo de los gimbal de la serie Ronin de la propia marca, ¿por qué no hacer algo así con este PowerEgg X? Nos parece una buena forma de aprovechar las capacidades de captura de vídeo del producto.

La webcam

Y si todo lo anterior, el uso como dron y videocámara, te pareciese poco aún hay más: también puedes usar este producto como webcam. Lo único que tienes que hacer es acoplarle el mini trípode que también ofrece la compañía para poderlo colocar en una posición mucho más cómoda cuando quieras hacer una videoconferencia o incluso algún streaming en plataformas como Twitch y similares.

Junto a un software que ofrece compatibilidad con la transmisión en vivo en plataformas como YouTube, TikTok o integración con otros servicios como Zoom, Skype, etc., (también soporte para Windows y Mac) no será la webcam más económica, pero sí una buena forma de darle aun más uso a una propuesta muy particular.

PowerEgg X, ¿cuánto cuesta?

El PowerEgg X no es un dron realmente nuevo, lleva ya prácticamente un año en el mercado, pero es posible que no todo el mundo lo conozca debido a la juventud de la propia compañía. Así que, si te interesan el dispositivo ya se puede comprar en la web de la compañía y su precio oscila entre los 899 dólares y los 1249 dólares según la versión.

Y es que hay tres: PowerEgg X Explorer, PowerEgg X All-weather y PowerEgg X  Wizard. Así que todo es cuestión de valorar cuál te interesa más según el uso que le vayas a dar. ¿Qué te parece? Lógicamente habría que ver cómo se comporta en algo tan importante como el vuelo, pero por lo demás es cierto que más allá de lo llamativo de su diseño (el cual recuerda a dron de videojuegos o acompañantes robóticos de títulos com Half Life o Portal) es una propuesta que ofrece más que el resto.