La nueva pulsera de Fitbit es la más barata jamás lanzada… pero nunca podrás comprarla

Fitbit tiene una nueva pulsera de actividad. Su nombre es Inspire y bien podrían convertirse en todo un éxito de ventas dado su bajo precio… ¿El problema? Que eso nunca ocurrirá porque difícilmente podrás comprarla. Te explicamos por qué y las razones de su “lanzamiento”.

Una pulsera de actividad para un selecto grupo de personas

Fitbit ha lanzado una nueva pulsera de actividad que rápidamente se ha hecho popular por su “bajo coste”. Sin embargo, es bastante probable que nunca llegues a ponértela en la muñeca.

Y es que la Fitbit Infinity es un modelo destinado únicamente (al menos de momento) a los trabajadores y miembros del seguro de salud de la compañía, que podrán llevarla para rastrear su actividad física y mantener su salud vigilada a través de la plataforma Fitbit Care, servicio presentado por la firma hace unos meses en EEUU para su sincronización, bajo consentimiento del usuario, con las bases de datos de los centros de salud -de esta forma, el médico puede dar ciertas recomendaciones de manera más personalizada y en función de su actividad.

Al igual que otras pulseras del catálogo, la Fitbit Inspire ofrece las típicas funciones de control y monitorización, incluyendo el registro de actividad y sueño, un contador de calorías quemadas, configuración de metas, notificaciones móviles y hasta recordatorio para que no se te olvide moverte cada cierto tiempo.

fitbit

La pulsera es resistente al agua, se ofrece en dos colores diferentes (negro y borgoña) y tiene una batería con una autonomía que promete hasta cinco días sin necesidad de recarga. Por tener, esta pulsera tiene hasta una versión pro o avanzada, la llamada Fitbit Inpire HR, que incorpora además monitor de ritmo cardíaco, controlo de las diferentes fases del sueño, detección de ejercicios y seguimiento del ritmo y la distancia mientras entrena, así como control de fases de entrenamiento en función del ritmo cardíaco. Se encuentra disponible en tres colores: negro, lila y blanco y negro.

Hasta el momento, el dispositivo más económico que se puede adquirir en la tienda oficial de la marca es el Fitbit Zip, el pequeño dispositivo con pinza cuyo precio es de 59,95 euros. La Fitbit Inspire, por tanto debe costar menos que esta cantidad, convirtiendo sin duda a la pulsera en un objeto muy deseado.