Este ratón es en realidad un ordenador portátil de bolsillo

Este ratón es en realidad un ordenador portátil de bolsillo

Carlos Martínez

Puede que no sea el ordenador más pequeño del mundo, pero seguro que estamos ante uno de los diseños más ingeniosos. En el canal de Youtube Electronic Grenade ha subido un nuevo vídeo con el que muestran una de sus últimas obras, un diminuto ordenador de bolsillo integrado en un ratón impreso en 3D. ¿Alguien da más?

Un PC dentro de un ratón

Raton PC Raspberry Pi

Su creador tuvo la genial idea de convertir un ratón en todo un ordenador portátil, sin embargo, el primer problema que se encontró fue el de poder esconder una placa Raspberry Pi Zero W en su interior. Así que tuvo que armarse de ingenio, y decidió crear su propio ratón diseñándolo en Fusion 360 y dándole vida con una impresora 3D y algunos componentes.

Una vez solucionado el chasis, tocaba incluir el resto de componentes que lo convertirían en todo un ordenador funcional. Uno, por ejemplo, es la pantalla, un diminuto panel OLED de 1,5 pulgadas que serviría para mostrar el sistema operativo. Por si fuera poco, también se ha incluido un teclado retráctil que queda perfectamente oculto cuando lo no estamos utilizando, permitiendo así introducir texto e incluso jugar a juegos. El ratón, naturalmente, ya va integrado en el equipo, tan bien que su creador puede incluso echar alguna que otra partida (del rendimiento hablamos otro día).

Hablando de juegos, su creador no ha dudado en mostrar la versión de Minecraft para Raspberry Pi funcionando en el diminuto ordenador, pero si hay algo que echamos en falta es una demostración de DOOM corriendo sin problemas. Y es que, ¿qué sería de este tipo de creaciones sin DOOM en funcionamiento?

Otras grandes creaciones de Electronic Grenade

Este canal de YouTube esconde varios proyectos muy interesantes, como la creación de un tablet casero de siete pulgadas con la ayuda de una Raspberry Pi y algunos componentes, o la transformación de un mando de Xbox 360 en toda una consola retro portátil. Este último proyecto es bastante interesante, ya que no es muy complicado y permite disponer de toda una biblioteca de juegos retro muy fácil de transportar y de conectar.

Sólo necesitaríamos una televisión con puerto HDMI y un puerto USB para poder dar la corriente necesaria para que el dispositivo se ponga en funcionamiento. Esta práctica podrías incluso hacerla con cualquier otro objeto (necesitando un mando extra, claro), así que toma nota y no pierdas de vista el vídeo.