Ya puedes jugar a Microsoft Flight Simulator sin Xbox Series X|S y sin PC

Flight Simulator es uno de los grandes títulos de la historia de los videojuegos, desarrollado por Microsoft, y que volvió a nuestros ordenadores hace apenas dos años tras un descanso de más de 14 en los que demostró por qué es la referencia cuando se trata de disfrutar de una simulación aérea real. Eso así, ese retorno tuvo un pequeño problema que los de Redmond han ido solucionando con el paso de los meses.

Un Flight Simulator enorme

Ese enorme problema no es otro que su enorme calidad y tamaño, que hicieron imposible, primero, portarlo a las nuevas Xbox Series X|S para disfrutarlo de manera nativa y, por lo tanto, quedó fuera también del alcance de la vieja Xbox One. No fue hasta el año pasado cuando los de Redmond consiguieron algo que parecía imposible, como es llevar el juego a sus máquinas de última generación, por lo que ya quedaba menos para cubrir todo su espectro de consolas disponibles en el mercado.

Solo Xbox One quedó fuera de la ecuación, limitada por su hardware de 2013 que hacía imposible un port específico. Así que, ¿qué es lo que ha pensado Microsoft? Efectivamente, recurrir al juego en la nube, a ese xCloud que todavía está en fase beta pero que ya podemos probar para darnos unos paseos por el cielo sin reparar en ningún otro detalle que no sea contar con una conexión a internet rápida. Un tablet, un móvil o incluso un Chromebook os servirán para ejecutar Flight Simulator con una calidad asombrosa.

¿Cómo podemos jugar sin Xbox SEries X|S y sin PC?

La manera de disfrutar de este Microsoft Flight Simulator sin un hardware potente y los más de 100GB de tamaño de instalación pasa por disfrutar en streaming a través de un navegador. Para llevarlo a cabo solo tenemos que conectarnos a la página oficial del servicio y después crear un icono de acceso directo en la pantalla de inicio en nuestro iPhone o smartphone Android. Más tarde inicia sesión con tu usuario de Microsoft y ya lo tendrás.

Inicia Flight Simulator en xCloud.

Bueno, antes debes contar con una suscripción a Xbox Game Pass ya que toda la plataforma funciona gracias a esa tarifa plana de videojuegos que nos regalan mensualmente los norteamericanos y que ya supera los 100 títulos. Solo así el botón de jugar con Microsoft Flight Simulator aparecerá activado en color verde tal cual lo podéis ver en la captura que tenéis justo encima. Si todo está Ok, entonces ya solo debéis pulsar en Play para iniciar la partida.

Eso sí, para el caso de Flight Simulator es necesaria la presencia de un gamepad o, de lo contrario, recibiremos un mensaje de error que nos alerta de que el juego no se podrá iniciar. Y es que aunque algunos desarrollos podrían manejarse con el panel táctil de un móvil, un tablet o un Chromebook, es siempre recomendable contar con un gamepad específico para estas tareas.

Y ni qué decir tiene que del mismo modo que podemos jugar lejos de un PC (con un buen hardware) o una Xbox Series X|S, también nuestras viejas Xbox One se unen al club de las máquinas en las que es posible echarse una partida con este Flight Simulator. Aunque sea a través del juego en la nube que ya han activado los norteamericanos.

¡Sé el primero en comentar!