‘Animal Crossing’ y ‘Fire Emblem’ desaparecerán en Bélgica por el peligro de las cajas de botín

Ya hemos visto con anterioridad como a Bélgica no le tiembla el pulso a la hora de poner fin a la epidemia de las cajas de loot, los métodos que muchas compañías han implementado en los juegos para incentivar las pequeñas compras entre los jugadores. En dicho país las consideran todo un problema, así que están prohibiéndolas en todos los juegos, incluyendo los de Nintendo.

Dos juegos de Nintendo para móviles desaparecerán en Bélgica

Animal Crossing Mobile

La criba por las cajas de botín sigue su curso, y los últimos en caer han sido ni más ni menos que Animal Crossing: Pocket Camp y Fire Emblem Heroes, dos juegos lanzados para plataforma móvil que basan su sistema de ingresos en el uso de monedas virtuales que los jugadores deberán de comprar para personalizar los personajes y conseguir objetos extra.

Aunque no se trata de los primeros juegos en abandonar el país por ese problema, resulta bastante sorprendente ver como Nintendo también cae tumbada ante la normativa del gobierno, una ley que vela por la seguridad de los jóvenes jugadores, que pueden caer en la adicción jugando a este tipo de juegos. Con la sentencia ya aplicada, Nintendo ha anunciado que dejarán de operar con ambos juegos en Bélgica el próximo 27 de agosto, dando paso a la clausura de los servidores que permiten jugar y descargar el juego.

FIFA 19, Final Fantasy, PES 2019…

FIFA Points

La Comisión del Juego Belga fue muy clara cuando etiquetó a las microtransacciones de los videojuegos, ya que las cataloga prácticamente como máquinas de juegos de azar. Esto supone un serio problema a la hora de detectar casos de ludopatía, ya que los juegos tienen a generar una dependencia peligrosísima, especialmente entre el público que maneja, que no son ni más ni menos que menores.

Con esta premisa por delante, la Comisión fue firme a la hora de obligar retirar los FIFA Points del juego de EA, la moneda virtual de PES 2019 y otros métodos de juego similares presentes en otros títulos. La caída de Nintendo será sin lugar a dudas un punto de inflexión importantísimo en esta batalla, sin embargo, de nada servirá si el resto de países se quedan con los brazos cruzados.