¿Se puede quemar la pantalla de la Nintendo Switch OLED?

Uno de los mayores miedos a la hora de comprar un dispositivo que monte una pantalla con tecnología OLED son los peligros de sufrir los efectos de quemado en el panel. Este problema aparece cuando un elemento se repite continuamente en la imagen, produciendo un efecto de imagen fantasma que no desaparece en ningún momento. Esto obviamente es algo que molesta bastante, por lo que sigue siendo un problema que determina la compra a muchos usuarios. Así que la pregunta es, ¿esto afecta a la Nintendo Switch OLED?

¿Se quema la pantalla OLED de la Nintendo Switch?

Nintendo Switch OLED

Esa es la duda que se planteó Wulff Den en su canal de YouTube. Intrigado por la posibilidad de que su consola sufriera el feo efecto del marcado en la pantalla, decidió hacer las pruebas oportunas para reproducir el error, y los resultados no podrían haber sido mejores. Pero antes de comentar los resultados, pasemos a explicar cómo ha realizado el experimento.

Lo primero que necesitó establecer fue la imagen fija de algún juego que le permitirá obtener resultados concluyentes. Para ello decidió optar por The Breath of the Wild, ya que el juego de Zelda cuenta con bastantes elementos fijos en la interfaz, así como escenas muy iluminadas. Para ser exactos, se desplazó al interior de un templo para disfrutar de unas vistas muy iluminadas y contrastadas, ideal a la hora de buscar un quemado de la pantalla rápido.

Pero no iba a ser tan fácil. Nuestro protagonista tiene también un canal de Twitch, y suele jugar bastante a su Switch (de hecho, tiene dos), así que tener encendido todo el tiempo el juego le iba a ocasionar problemas. Cada ver que encendiera su segunda consola, el perfil sería expulsado de la red y la imagen desaparecería, por lo que el experimento fallaría.

Al final, decidió optar por la solución más sencilla y viable, que no era más que tomar una captura de pantalla y dejarla abierta 24 horas al día. Eso sí, para evitar que la consola entrara en modo de suspensión, activó el control Turbo de su mando Hori para que el controlador estuviera pulsando un determinado botón durante todo el tiempo, haciendo creer a la consola que alguien está jugando.

Resultados satisfactorios

Switch OLED

Pues bien, después de 1.800 horas de estar con la captura de pantalla mostrándose durante todo el tiempo, la pantalla de la Switch OLED no presentó ningún tipo de marca visible que pudiera afectar a la experiencia de uso. La única diferencia que parece haber encontrado es que la tonalidad de la pantalla podría haber cambiado ligeramente, pero es algo que no se aprecia tan fácilmente y que podría deberse a muchísimos factores que no tendrían nada que ver con la exposición prolongada.

Dicho esto, las conclusiones del experimento son bastante claras. No deberás de preocuparte en jugar horas y horas a un juego y temer por el quemado del panel. No importa que un determinado juego tenga muchos elementos fijos o que te dejes la consola encendida sin hacer nada.

Fuente > Wulff Den

¡Sé el primero en comentar!