Microsoft Project Scarlett será la nueva Xbox que llegará a finales del 2020

Ya es oficial. La nueva Xbox de próxima generación llegará a finales del 2020, y aunque no tenemos nombre oficial, al menos sabemos que tendremos que seguir llamándola Project Scarlett. Así lo han presentado en la conferencia de hoy del E3, anunciando también que el juego que le acompañará en su lanzamiento no será otro que Halo Infinite.

Primeras características de Project Scarlett

Project Scarlett E3 2019

Microsoft nos ha regalado hoy las primeras pinceladas de la que será su próxima plataforma, una consola de potencia bruta cuyas primeras características recuerdan inevitablemente a las comentadas por Sony sobre su PlayStation 5. Y es que Microsoft está diseñando una plataforma donde la potencia y la velocidad de proceso sean elementos claves para poder ofrecer una nueva experiencia de juego. Estas son las primeras especificaciones:

  • Procesador diseñado a medida por AMD
  • Memorias GDDR6 de gran ancho de banda
  • Discos SSD de nueva generación que servirán como RAM Virtual

Este conjunto de elementos de hardware servirá para dar vida a Scarlett, una consola de próxima generación donde los tiempos de carga desaparecerán por completo, y con la que se ofrecerán nuevas experiencias con las que conectar a los jugadores con modos de juego nunca antes visto.

  • Hasta 120 frames por segundo
  • Soporte de resolución 8K
  • Ray tracing en tiempo real
  • 4 veces más rápida que la Xbox One X
  • Retrocompatibilidad con las 4 anteriores generaciones

Halo Infinite como juego emblema

Microsoft Halo

La conferencia ha servido también para presentar de manera oficial Halo Infinite, la próxima entrega del jefe maestro que lamentablemente no se ha dejado ver en profundidad en la presentación. Un tráiler cinemático nos ha revelado la recuperación de un jefe maestro perdido en el espacio, aunque no ha tardado en ponerse en marcha y volver a la batalla. Eso sí, no sin antes reencontrarse con una vieja amiga.

PS5 y Project Scarlett serán muy parecidas

Como puedes comprobar, el discurso ofrecido por Microsoft se asemeja bastante al de Sony con su futura PlayStation 5. La tecnología que llega va a permitir eliminar los tiempos de carga en los juegos, un paso muy necesario y especialmente vistoso de cara a la experiencia del usuario, por lo que notaremos grandes cambios no sólo antes de entrar en el juego, sino también mientras jugamos.