La retrocompatibilidad de Xbox permite cosas como esta: todos los modelos jugando al mismo juego

Una de las características que Microsoft se encargó de destacar a la hora de presentar su nueva Xbox Series X es que la consola sería compatible con los juegos de todas las anteriores generaciones de la marca. Esto es algo que podría pasar rápidamente desapercibido, sin embargo, hay muchos usuarios que lo valoran con creces. Pero, ¿hasta qué punto podemos aprovechar dicha función?

Todas las Xbox jugando al mismo juego

Xbox Retrocompatibilidad

Eso es lo que se preguntaron en el conocido canal de YouTube Modern Vintage Gamer, ya que decidieron averiguar hasta qué punto la función de retrocompatibilidad se podría aprovechar para interconectar las diferentes generaciones entre si. ¿El secreto? La función System-link, una modalidad de juego multijugador que se incluyó en la Xbox original con la idea de poder organizar partidas multijugador por red local en aquellos tiempos en los que internet no era todavía una pieza fundamental en muchos hogares.

La idea cuajó francamente bien, y fueron muchas parties las que se crearon por entonces, pero era imposible imaginar que casi 20 años más tarde la íbamos a ver en funcionamiento con una prueba tan curiosa.

Así que centrándose en la función de juego local y utilizando el mítico Crymson Skies, en Modern Vintage Gamer decidieron montar su particular party lan utilizando una Xbox original, una Xbox 360, una Xbox One y una Xbox Series S. ¿El resultado? Tú mismo podrás verlo en el vídeo publicado.

Como podrás comprobar el sistema seguía funcionando a las mil maravillas, pudiendo crear una nueva sesión sin problemas y permitiendo a todas las consolas encontrar la partida a través de la red local. Recordemos que tanto la Xbox 360, Xbox One y Xbox Series S están ejecutando el juego a través de la plataforma de retrocompatibilidad (en el caso de la Xbox Series S se trata de una copia digital del juego comprada a través del Marketplace).

El valor de lo retro

Teniendo en cuenta todo esto, no hay la menor duda de que el trabajo que ha aplicado Micrososft en su apartado de retrocompatibilidad es espectacular. Poder garantizar a sus usuarios que podrán seguir jugando a los juegos de su colección sin importar la consola que estén usando en ese momento es algo que muchos usuarios saben valorar, así que posiblemente sea una de las piezas fundamentales a la hora de elegir consola.

Y sí, puede que la necesidad de jugar a un juego de hace 3 generaciones no sea algo de primera necesidad para la mayoría de jugadores pero, ¿porqué vas a tener que dejar de jugar a los juegos que compraste hace 20 años?