Xbox incluye por fin la función que te permitirá saber qué juegos están en ejecución

La llegada de la función Quick Resume ha cambiado por completo la manera en la que cambiamos de juego en Xbox Series X y Xbox Series S, ya que las consolas son capaces de mantener varios juegos activos en memoria para poder pasar de uno a otro con total rapidez. Lamentablemente, desde que llegara la función, los usuarios no se han aclarado demasiado sobre cuándo está exactamente activa la función, pero por suerte, una nueva actualización ha aclarado todas las dudas al respecto.

Los detalles de Quick Resume

Xbox Quick Resume

A través de una actualización disponible para todos aquellos integrantes del anillo Alpha en el programa de Previews de Xbox, las consolas han recibido nuevos indicadores en pantalla con los que proporcionar más información del juego o juegos que se están ejecutando en ese momento.

Con la nueva actualización, sólo hay que pulgas el botón Guía en plena partida para comprobar si ese juego es compatible con la función Quick Resume. De serlo, esto querrá decir que el juego se mantiene en memoria incluso al abrir otro juego diferente, pudiendo pasar de uno a otro con total rapidez sin volver a esperar tiempos de carga ni reinicios de la partida.

Cómo saber qué juegos siguen en ejecución

Xbox Quick Resume

Esta era una de las preguntas que nos hacíamos a la hora de navegar por la interfaz, ya que con Quick Resume activo en varios juegos, los usuarios no eran capaces de saber exactamente qué juegos seguían ejecutándose en segundo plano. Esto ahora ha cambiado por completo, ya que en el menú Mis aplicaciones y Juegos dentro del menú lateral que aparece al pulsar el botón de Guía, podremos encontrar un grupo llamado “Quick Resume” en el que poder ver qué juegos se mantienen abiertos en ese momento.

Servirá para descargar más rápido

Xbox velocidad descarga

Esto, además de ayudarnos a ordenar un poco el caos que podamos tener a modo de juegos abiertos descontrolados, servirá también para ayudar a mejorar la velocidad de descarga cuando realicemos transferencias de los servidores de Xbox Live.

Y es que debemos de recordar que mientras un juego se mantenga en ejecución, la tasa de transferencia bajará de forma drástica, ya que la intención de esta reducción de velocidad es la de garantizar el perfecto funcionamiento y rendimiento online de los juegos en ejecución. Por tanto, si dejas de jugar, vuelves al menú y procedes a descargar un juego del catálogo de Xbox Game Pass, la descarga no alcanzará grandes velocidades a menos que cierres todos los juegos que se mantengan abiertos.

Esto de las descargas limitadas es sin lugar a dudas un proceso algo engorroso, pero en Microsoft aseguraron que están trabajando para encontrar la manera de que todo fluya de manera más intuitiva y transparente para el usuario, así que es posible que en el futuro una nueva actualización solucione este entuerto.