La Xbox Series S es muy pequeña. En serio, muy pequeña

La Xbox Series S es muy pequeña. En serio, muy pequeña

Carlos Martínez

Microsoft ha abierto la caja de las sorpresas y en las últimas horas parece que ha dado libertad a todos esos secretos que tanto ansiábamos por conocer. Hablamos obviamente de los detalles de las próximas consolas, y es que tras conocer las especificaciones técnicas de los dos modelos de consolas Xbox, es turno de ponerles cara con una visión más externa y real.

El tamaño de Xbox Series S

Con la idea de poder un poco de foco al asunto, Microsoft ha enviado a algunos medios y bloggers dos maquetas de sus consolas a tamaño real para que puedan sentir y presenciar qué tamaño tienen las nuevas consolas que llegarán a las tiendas el próximo 10 de noviembre. Al ser mockups, ninguna de estas consolas cuenta con componentes internos ni electrónicos, por lo que además de no encender, no ofrecerán el peso final del producto.

Básicamente son las carcasas vacías, por lo que sirven para imaginar cómo se sienten aproximadamente. Es lo que han contado en The Verge, donde han compartido varias imágenes de las dos consolas para hacernos una idea de cómo de grande son. O mejor dicho, cómo de pequeña es la Xbox Series S.

El modelo de color blanco de Microsoft es francamente pequeño. Sus dimensiones finales son de 27,5 centímetros de largo, 15,1 centímetros de profundidad y 6,3 centímetros de ancho (si la colocamos en vertical), pero si necesitas ver exactamente la diferencia existente con otras consolas del mercado, será mejor que veas estas imágenes de comparación, especialmente la que enfrenta a la consola con la PS4 original, ya que el tamaño se reduce casi a la mitad.

Xbox Series X comparada con PS4 Pro

Xbox Series X PS4 Pro

En el lado de la Xbox Series X podemos ver cómo el diseño monolítico de la consola impone en vertical, pero pierde todo el sentido cuando la colocamos en horizontal. Algo que ha llamado la atención es que parece que la carcasa de color negro parece ser un imán para las huellas, por lo que posiblemente necesitemos tener un paño cerca cada vez que toquemos la consola.

Comparada con la PS4 Pro, esta Xbox Series X se siente absolutamente de otra generación bastante superior, por lo que a nivel de diseño no hay dudas de que Microsoft ha conseguido dar vida a un producto muy especial.

En cuanto a medidas, las Xbox Series X mide 15,1 centímetros de ancho y de profundidad (su base es completamente cuadrada) y 30,1 centímetros de altura, unas medidas que, aunque ya lo imaginábamos, complicarán su colocación en algunos muebles de televisor, ya que estando tumbada cuenta con una altura bastante importante.