4 cosas que le pedimos a Avatar: The Way of Water

4 cosas que le pedimos a Avatar: The Way of Water

José Luis Sanz

La película Avatar: The Way of Water es ya una realidad, al menos en lo que a planes de estreno por parte de Disney y James Cameron se refiere, ya que hace escasas horas anunciaron más detalles sobre lo que nos espera el 16 de diciembre de 2022, desvelando el nombre oficial -que acabas de leer- y hasta la existencia de un tráiler que se estrenará en cines aprovechando el (presumible) éxito de Doctor Strange en el Multiverso de la Locura. Ese será el instante en el que comencemos a atisbar cuál ha sido el trabajo del famoso director de Titanic y que lleva preparando nada más y nada menos que 13 años. Aunque ya debe estar todo más que montado, nos hemos propuesto hacer un pequeño ejercicio de imaginación y atrevernos a listar qué queremos pedirle a esta segunda parte. Te lo contamos.

¿Qué le pedimos a Avatar 2?

Han pasado 13 años desde el estreno de una primera entrega que ya entonces nos pareció cerrada: los Na’vi arrasaban a los humanos que, hundidos y desarmados, corrían a sus naves para abandonar el planeta. Así que no podíamos imaginar que la cosa fuera a estirarse demasiado sin ningún tipo de sentido. Por suerte parece que James Cameron tenía ya previstos todos los escenarios y en uno de ellos, el que se está produciendo ahora, la historia podría no necesitar la presencia de los mismos contendientes que ya vimos hace algo más de una década.

Tomando como bueno el planteamiento de que las nuevas entregas de Avatar previstas de aquí a 2028 lleguen a rodarse, vamos a hacerle una serie de peticiones al director esperando que nos haga caso, a ver si así conseguimos que la segunda parte de la franquicia sea tan descomunal como la primera que, durante prácticamente una década, se ha mantenido como el film más taquillero de todos los tiempos. Allá vamos.

James, queremos verlo todo en el cine

James Cameron es muy amigo de, primero, rodar material como para hacer películas de tres o más horas sin despeinarse pero, también, de racionar ese material entre el cine y las versiones domésticas (ahora digitales o en Blu-ray) gracias a sus ediciones especiales o del director. Pues bien, para Avatar The Way of Water esperamos que nos dé la oportunidad desde el mismo día del estreno de ver el único y más completo montaje posible, aunque dure cuatro horas. Y si alguien no quiere estar tanto tiempo sentado, pues que vaya a ver la sesión donde pongan la versión normal, recortada, también para cines. ¿No estaría genial?

¿Cuál será el nuevo enemigo?

Una vez derrotados los humanos que fueron a Pandora para esquilmarla, falta por conocerse quiénes serán los nuevos enemigos de los Na’vi y, viendo el elenco de actores confirmados y los papeles que interpretan, parece que, de alguna forma, tendremos una repetición de lo que ya vimos en Avatar en 2009. Aun así, ojalá que James Cameron haya dado un giro de tuerca y haya encontrado la forma de enfrentar a los protagonistas a peligros y obstáculos más nuevos y justificados que los de la primera entrega. Porque volver a lo mismo sería un rollo, ¿verdad?

No fuerces las cosas

Si recordáis, en la primera película nos quedó bastante claro que personajes como los del coronel Miles Quaritch morían en la batalla final en Pandora. Así, al menos, nos pareció a todos, pero echando un vistazo al elenco confirmado en IMDB seguimos teniendo a Stephen Lang presente en el mismo papel. Igual ocurría con Sigourney Weaver, que no conseguía transmutar su cuerpo humano para convertirlo en Na’vi y que está dentro del reparto previsto. Miedo nos da lo que pueda ocurrir con la forma de recuperar a estos dos protagonistas de la primera cinta. ¿Empezará por ahí a descoserse el argumento de Avatar: The Way of Water? Esperemos que no.

La banda sonora, que esté a la altura

Y por último queremos hacer una petición muy especial. En 2015 nos dejaba James Horner en un trágico accidente aéreo, el mítico compositor de las bandas sonoras de muchas de las películas más importantes de James Cameron, como Titanic o Avatar. Su trabajo para la primera cinta de 2009 fue antológico y uno de los elementos que mejor definió las señas de identidad de la saga. Esperemos que el director haya sido capaz de encontrar a un músico con el suficiente talento como para empaparse de esa esencia y reproducirla, respetando el magistral trabajo del compositor de Los Ángeles, autor de otras obras increíbles como Braveheart, la película de fantasía Willow, Leyendas de Pasión y decenas más que son parte de la historia del cine.

Y tú, ¿qué esperas de Avatar 2?

¡Sé el primero en comentar!