Fuji lanza una nueva cámara para amantes de lo analógico

Fuji lanza una nueva cámara para amantes de lo analógico

Pedro Santamaría

Fujifilm tiene nueva cámara de película instantánea y ya van… unas cuantas. Aún así, la nueva Instax Square SQ1 ofrece motivos suficientes como para desear tener una. Especialmente si eres un amante de este tipo de propuestas que te permiten tener en papel y al instante la fotografía capturada. Aunque eso implique riesgos, pero eso es en parte el gran atractivo que siempre han tenido estas cámaras.

Nueva Instax Square SQ1

Fujifilm lleva años ofreciendo un amplio repertorio de cámaras instantáneas, de esas que te permiten hacer una fotografía y tenerla al momento en papel. Seguro que has visto e incluso usado alguna de sus Instax. Pues bien, ahora la marca lanza una nueva propuesta.

La nueva Instax Square SQ1 es una cámara muy similar al resto de Instax que hemos visto, sobre todo a la Instax Mini y la Square SQ6. Sin embargo, aún sabiendo que todo esto siempre es algo muy personal, a nivel de diseño nos parece mucho más atractiva. Claro que no es lo único, también ofrece algunas novedades.

El diseño, como decimos, es bastante llamativo y minimalista a la vez. Tanto que podría ser perfectamente el icono de una nueva aplicación fotográfica para una aplicación de iOS y Android. Así, la nueva Instax SQ1 presenta un cuerpo cuadrado donde destaca un pequeño grip en un lateral donde es ubica el disparador. Luego, en las esquinas superiores tenemos el visor (justo arriba de dicho disparador) y el flash.

Este flash no es ninguna novedad, pero sí lo es el cómo mejora la medición de la exposición para que las fotografías salgan con una iluminación más natural incluso cuando se usa. Un problema de prácticamente cualquier cámara económica y muchos de estos flash que disparan a toda potencia. Algo que podría fácilmente probar imágenes quemadas.

También tenemos que en esta cámara el enfoque vuelve a no ser infinito. Esto significa que para primeros planos el enfoque se hará a unos 30 o 50 cm. Una decisión técnica que nos parece acércate pues permite imágenes más realistas y atractivas a su vez en comparación con esas otras cámaras que enfocan todo.

Por lo demás, lo más llamativo de todo frente a modelos más conocidos de Instax es que las fotos ahora son 1,5 más grandes. Esto se debe principalmente al cambio de formato que pasa de ser panorámico a cuadrado. Sí, como las fotos originales que se compartían en Instagram.

Estas fotos, además, ahora se podrán imprimir en dos tipos de películas o papeles. La primera recibe el nombre de Instax Square Rainbow y la segunda Instax Square Monochrome. Como podrás imaginar, esta última es para hacer fotografías en blanco y negro mientras que la primera se diferencia por ofrecer marcos de color en lugar de blanco. Ambas llegan en paquetes de 10 fotos cada uno.

Instax Square SQ1

Disponible en tres colores (Blanco tiza, Terracota anaranjado y Azul glaciar) la nueva Instax Square SQ1 tiene unas dimensiones de 130,7 x 118,6 x 57,5 mm y un preso de 390 gr, utiliza dos pilas de litio CR2 con las que podrás hacer unas 300 fotografías aproximadamente (30 paquetes de película Instax Square) y su precio será de 130 euros.

No obstante, aunque la propuesta resulta siempre muy llamativa a nivel creativo, sigue con el mismo problema que para muchos supone una cámara así: el precio de la película. El coste de estos paquetes de película o papel fotográfica hacen que cada una de las instantáneas tengan un coste de entre 1 y 1,2 euros. Un precio alto si se compara a lo que podría costar una fotografía impresa en tamaño similar y realizada con la cámara de tu smartphone aplicando algún filtro si quieres que sea más retro o llamativa.

De todos modos, estas siempre han sido y van a seguir siendo una gran propuesta para los amantes de la fotografía analógica, para quienes buscan una herramienta creativa o simplemente quieran hacer un regalo original.