Apple está fabricando nuevos iPhone 8 y iPhone 7 para poder venderlos en Alemania

Ya sabíamos que la corte alemana había prohibido vender ciertos modelos de iPhone en Alemania debido a los problemas de patentes que Apple y Qualcomm tienen entre ellos. La sentencia dio la razón al fabricante de chips, obligando a Apple a retirar del mercado los modelos hasta que presentara una solución válida. Pues bien, ya la tiene, y no es otra que fabricar nuevos modelos.

Un nuevo chip para Alemania

Demanda Apple pantalla iPhone

El problema se centraba en unos chips suministrados por Intel y Qorvo que infringían ciertas patentes de Qualcomm. La orden era bien clara; con esos chips en su interior, los iPhone no podían salir a la venta, de ahí que los iPhone 7 y iPhone 8 desaparecieran de las estanterías. Esta retirada lleva activa desde el pasado mes de diciembre, y parece ser que Apple ya ha puesto en marcha la solución que permitirá volver poner a la venta los modelos.

La solución no es otra que un nuevo chip que evite el problema de la patente, un nuevo procesador que está ya en marcha y que llegará implantado en los nuevos iPhone en las próximas cuatro semanas.

China sigue pendiente y Estados Unidos ha preferido no meterse

A día de hoy, Qualcomm ha conseguido llevar a Apple a los tribunales en Alemania, China y Estados Unidos, siendo únicamente en el primer país donde ha conseguido retirar los productos de las tiendas. En China el proceso avanzó, pero por ahora falta una sentencia final que tumbe las ventas de los productos de Cupertino, que incluso podría incluir a los iPhone XR y iPhone XS. La compañía recibió la recomendación de retirarlos, pero convencidos de que no estaban infringiendo nada siguieron vendiendo unidades como si nada.

En Estados Unidos, sin embargo, han confirmado que los chips incluidos en los iPhone 7 y iPhone 8 están violando unas patentes pertenecientes a Qualcomm, pero con la idea de no obstaculizar a la competencia, han decidido no aplicar ninguna sentencia y dejar las ventas tal y como están.

Por ahora se desconoce se esta nueva fabricación servirá para llevar los nuevos modelos a todo el mundo o si simplemente están destinados al mercado alemán (aunque posiblemente sea esto último), pero lo que queda claro es que a Apple no le quedó otra que solucionar el problema de raíz para seguir vendiendo en Alemania. ¿Llegará esta medida a otros países? El próximo en caer podría ser China, así que estaremos atentos a futuros acontecimientos.