El nuevo teléfono de Sharp tiene una cámara gigante y te gustará

Empezar a asumir el tener enormes módulos de cámara en la parte trasera de un smartphone como algo normal y completamente necesario si se quieren mayores opciones y calidad fotográfica permitirá cosas como estas: Sharp apuesta por un smartphone con una cámara con sensor de una pulgada de tamaño.

Sharp Aquos R6 y su cámara de una pulgada

Es probable que a muchos la marca Sharp sólo le suene por algunos televisores u otros productos de electrónica de consumo como radios, pero sólo de pasada. Y sería algo completamente normal porque, a pesar de ser una compañía fundada en 1912, sus operaciones se desarrollan principalmente en Japón.

Allí, en el país del sol naciente, es donde Sharp lanza sus principales productos y propuestas. Es más, la mayoría no lo sabrá, pero fue Sharp la marca que tuvo uno de los primeros móviles todo pantalla en el mercado cuando el resto de fabricantes aún seguía lanzando gamas altas con marcas muy generosos, botones físicos, etc.

Pues bien, el año pasado ya sorprendieron con un smartphone con una pantalla con una tasa de refresco de 240 Hz y ahora vuelve a lo grande, pero esta vez con una cámara trasera que hace uso de un sensor de 1 pulgada. Es decir, un sensor fotográfico considerablemente mayor en tamaño que los que usan los fabricantes más comprometidos con la fotografía móvil y que sin llegar a ser los primeros en hacerlo (ya Panasonico introdujo uno en su difunto Panasonic Lumix CM1) será el sueño de cualquier usuario comprometido con sacar el máximo rendimiento a la fotografía móvil y para todos aquellos que pedían algo así en lugar de tantos sensores.

El nuevo Aquos R6 es el teléfono de Sharp que se está llevando la mayoría de mirada ahora mismo por ese sensor de gran tamaño que incorpora en su módulo de cámara principal creada junto a Leica. Un sensor de 1 pulgada que junto a una lente con apertura F1.9 y un sensor ToF (Time of Flight para medir la profundidad de campo) lo colocarían como una propuesta única y a priori capaz de ofrecer resultados en situaciones de poca luz únicos.

Para que te hagas una idea, la Sony ZV-1 tiene un sensor del mismo tamaño y ya pudimos ver en nuestro análisis las capacidades tanto para foto como vídeo que ofrece esta pequeña compacta de otro de los fabricantes japoneses más importante en todo tipo de condiciones, especialmente con menos luz.

Y no sólo un gran rendimiento en poca luz sería capaz de ofrecer, también una gran calidad en general debido a que el sensor contaría con una resolución de 20 MP. Una cantidad de píxeles con la que, sin pasarse para que el tamaño de cada captor sea interesante para situaciones low light, se podría jugar para poder jugar con el recorte sobre el propio sensor y ofrecer alguna opción de zoom a pesar de no contar con dos lentes.

Un smartphone exclusivo del mercado japonés

¿La mala noticia de esta apuesta de Sharp? Pues prácticamente la misma que con el resto de terminales lanzados durante los últimos años: se quedaría sólo para el mercado japonés. Así que si quisieras hacerte con uno tendrías que buscar la forma de comprarlo y te lo enviasen a tu país de residencia. O darte un «salto» a Japón y aprovechar para comprarlo allí.

De todos modos, lo interesante de ver a Sharp atreverse a algo así es que otros podrían seguir sus pasos. Quién sabe si Xiaomi, Oppo o algún otro fabricante chino se arriesga a introducir en alguno de sus teléfonos insignia un sensor de tal resolución y sobre todo tamaño.

Ejemplo de foto realiza con el Sharp Aquos R6 publicada por el fabricante

Por ahora nos quedamos pendientes para ver qué calidad real puede ofrecer este dispositivo. Algo que seguramente no ocurrirá dentro de mucho tiempo pues se pone a la venta el 18 de junio, de nuevo, sólo en tierras niponas. Aún así, tal y como