La curiosa cámara de Vivo con zoom múltiple para smartphone

Vivo ha patentado una cámara telescópica muy llamativa con el objetivo de ofrecer un zoom múltiple a partir del uso de un único sensor. Una propuesta interesante en concepto y que ya veremos si acaba o no haciéndose realidad, porque no es sencillo. Claro que cosas más raras hemos visto y si alguna marca se atreve a hacerlo es ella.

El zoom múltiple de Vivo

Durante los últimos años hemos visto cómo fabricantes chinos como Oppo, OnePlus, Vivo o Huawei entre otros han sido los principales responsables de la innocación dentro del sector de la telefonía móvil. Al menos en lo que se refiere a aspectos como el fotográfico, la carga rápida o el uso de pantallas plegables. Y sí, es cierto que algunas novedades no son más que experimentos que quedan en simples anécdotas, pero otras llegan para quedarse.

Entre las muchas novedades introducidas en temas de cámaras siempre resultó llamativo cómo buscaban soluciones a problemas o aspectos que los usuarios pedían que se mejorasen. Así fue como empezaron a surgir varios terminales que hacían uso de cámaras telescópicas como sustitutas de la clásica cámara selfie o frontal.

Gracias a esos sistemas el frontal del teléfono quedaba mucho más limpio y con un mayor porcentaje de aprovechamiento de la pantalla. Algo interesante, porque se evitaba la distracción y hasta molestia que ocasionaba el tener, por ejemplo, un agujero en la pantalla. Aunque también implicaba aceptar ciertos compromisos.

El principal era y sigue siendo, porque hay teléfonos que aun hacen uso de este sistema, el tiempo que se tarda en desplegar la cámara para hacerse un selfie o atender una videollamada. Aunque no se puede obviar el hecho de que incluir partes móviles siempre genera dudas de cara a su vida útil.

Aún así, Vivo parece que está investigando nuevas opciones a partir de esa idea inicial y ha patentado una cámara telescópica que ofrecería diferentes niveles de zoom. Para ser concretos, hasta tres aumentos adicionales se podrían lograr.

El cómo lo conseguiría es muy fácil de entender gracias al propio esquema y a los redes basados en dicha información realizados por Let’sGo Digital. Y es que con una forma piramidal, el sensor principal iría añadiendo lentes que aumentarían la distancia focal y con ella el nivel de zoom.

Eso sí, iría de un mayor zoom a uno menor o más angular. Porque por defecto saldría un primer bloque y el resto sólo lo haría cuando vía software se decidiese cambiar. Una decisión con mucho sentido de cara a la durabilidad del sistema y tiempo necesario para poder empezar a usar la cámara. Y para los que preferimos objetivos zoom más que angulares, mejor que mejor.

Una idea interesante, pero poco probable

Con todo esto, la idea de ofrecer cámaras cada vez más versátiles en los teléfonos móviles sigue evolucionando y buscando nuevos tipos de soluciones. Esta que propone Vivo puede que no sea la que más fácilmente consiga triunfar, porque tiene algunos inconvenientes, pero sí es de las más interesantes.

Es interesante porque es una solución diferente y que evita esos módulos llenos de cámaras, donde luego realmente sólo una o dos merecen realmente la pena. También porque se podría invertir en un sensor de mayor calidad y único para cuando se quiera usar una focal más angular o con mayor zoom, como si de una cámara con lentes intercambiables se tratase. Y porque se podrían obtener un mayor nivel de zoom óptico, nada de por recorte del sensor.

Sin embargo, todas esas ventajas también implican algunos problemas. El principal es que si bien parece que sería un sistema pensado para la cámara principal, el mayor riesgo volverían a ser las partes móviles. Mucho más ahora, porque o sería una sino varias.

Oneplus 7T Pro

Y claro, teniendo en cuenta el grosor de un teléfono actual, desplegar los cuatro niveles entrañaría un mayor nivel de fragilidad frente a hacerlo con uno sólo. A pesar de que en nuestros análisis de propuestas como el OnePlus 7T Pro u Oppo Reno entre otros no dieron síntomas de fragilidad.

Luego está el tema de que cada lente debe encajar perfectamente cuando se usan varias, para que la luz que llega al sensor no se vea afectada y cause aberraciones. No obstante, esto es sólo una patente. Si se convierte en realidad o no, lo veremos más adelante. Pero pese a lo poco probable de la idea, nunca está de más que experimenten. Porque igual ahora no es el momento pero quién dice que dentro de unos años haya mejores opciones para ejecutarla.