El conductor de un patinete eléctrico fallece tras chocar con un coche en Córdoba

Y ya van tres las víctimas mortales en las que un patinete eléctrico se ha visto involucrado. Un conductor de este medio de transporte ha chocado contra un coche en una carretera de Córdoba con semejante fatal desenlace. La víctima circulaba por una vía interurbana (se desconoce a qué velocidad) cuando ha impactado con el automóvil. Esto es todo lo que se sabe por el momento.

El primer accidente en vía interurbana

Según informan en El HuffPost, un hombre de 33 años ha fallecido tras impactar con un turismo en la carretera A-386 de Córdoba a las 20:40 de la noche. La víctima circulaba en un patinete eléctrico tipo Harley (algo más voluminosos que la media y con asiento) y aunque no hay datos sobre la velocidad a la que circulaba por la carretera, se sabe que llevaba el casco puesto -obligatorio para circular con un medio sobre ruedas de este tipo- sin que esto haya podido evitar el fatal desenlace.

El impacto contra el vehículo, que ha ocurrido en un tramo de bajada, y posterior fallecimiento del usuario del patinete convierte a este caso en el tercer accidente mortal en España en el que este artilugio está involucrado y el primero ocurrido en vía interurbana. Previo a este suceso ocurrió el arrollamiento de una viajera en patinete eléctrico por parte de un camión (fue en la ciudad catalana de Sabadell) y antes el fallecimiento de una anciana, que fue atropellada por un viajero en patinete causándole la muerte en Esplugues de Llobregat (provincia de Barcelona también).

patinente electrico ciudad

El patinete involucrado en el accidente, describen, cuenta con dos plazas y tiene más apariencia de moto que de patinete aunque por sus cualidades se considera lo segundo. Es de ruedas por tanto algo más anchas, dispone de horquilla delantera y discos de dreno hidráulicos y tiene es capaz de alcanzar una velocidad de entre 60 y 70 kilómetros por hora. En cuanto a su autonomía, es de hasta 50 kilómetros aproximadamente.

Si lo comparamos con el famoso patinete eléctrico de Xiaomi, por ejemplo, por ser uno de los más populares, este no tiene asiento, sus ruedas disponen de un diámetro más pequeño, y alcanza una velocidad de hasta 25 km/h, llegando a recorrer hasta 30 kilómetros antes de necesitar de una recarga.

Se vuelve a poner sobre la mesa el debate sobre la necesidad de regulación de este tipo de vehículos personales. En estos momentos estos medios de transporte se encuentran un poco en tierra de nadie y aunque hay ciertas normas de circulación, aplicadas en algunas ciudades (como no circular por aceras o llevar siempre casco), hay muchos que opinan que se necesita determinar de manera más clara su uso.