La policía ahora se protege con música copyright para evitar las redes sociales

No es la primera vez que vemos un vídeo en Twitter o Instagram en el que un usuario denuncia alguna actuación, a su parecer incómoda o injusta, llevada a cabo por algún cargo de poder. Muchas veces se trata de escenarios en los que la policía se ha enfrentado a algún ciudadano, protagonizando una situación que, gracias a la inmediatez de los smartphones y las redes sociales, ha sido inmortalizada en vídeo y compartida con todo el mundo en cuestión de minutos. Pues bien, estos cargos podrían haber encontrado la manera de burlar estas capturas, haciendo uso del algoritmo de las plataformas y el empleo del copyright.

Las redes sociales: una nueva vía de denuncia social

Además de compartir pensamientos, noticias o imágenes idílicas, las redes sociales también son una gran plataforma para la denuncia social. Gracias a ella se han destapado muchas veces casos graves en los que los usuarios cuentan sus problemas con idea de generar ruido, repercusión entre los lectores y, en última instancia, conseguir una solución.

Uno de los escenarios que más se han popularizado en este sentido es el de las cargas policiales o abusos de poder por parte de organismos similares, situaciones que muchas veces han salido a la luz, debido a su mala praxis, gracias precisamente a que alguien estaba grabando y ha compartido lo sucedido en Twitter, Facebook o YouTube, por citar solo tres plataformas populares.

manifestación y smartphone

No siempre el ciudadano tiene razón (hay casos y casos), pero es verdad que gracias a que ahora tenemos un smartphone con nosotros y a la inmediatez de estas vías, podemos al menos utilizar nuevas herramientas de denuncia que años atrás quedaban enterradas por no existir más testigos que los presentes.

Ahora, sin embargo, algunos policías están intentando evitar que se den estas situaciones, utilizando para ello música. Sí, has leído bien, música, convocando así el inteligente algoritmo de las redes sociales…

Música con copyright para evitar las grabaciones

Varios usuarios se han dado cuenta de que policías en EEUU empiezan a reproducir pistas musicales conocidas cuando ven que están siendo grabados. De esta forma, se aseguran que el vídeo que se suba, ya sea en diferido o incluso en un directo, será tumbado por la plataforma de turno (o al menos silenciado, sin posibilidad de escuchar lo que se habla) por incumplimiento de copyright de la canción que está sonando.

Como ya sabrás a estas alturas, las canciones con derechos de autor no pueden ser reproducidas en redes sociales, ya que cuentan con protección. Cuando subes un vídeo por ejemplo a YouTube con una música que tiene copyright, el sistema lo detecta de inmediato y pueden ocurrir varias cosas: o bien que te quedes sin poder monetizar el vídeo (el dinero se lo llevará la discográfica); que lo silencien y se vea sin sonido; o que lo borren, dependiendo de los acuerdos y normas establecidas que existan. Con el algoritmo de Instagram se han dado casos en los que un mismo artista, autor de la canción, no ha podido interpretarla en director durante más de 90 segundos, por miedo a que la retransmisión sea interrumpida.

Policia - Instagram copyright

Sabiendo esto, la policía norteamericana parece haber encontrado una nueva forma de eludir las grabaciones sin permiso, tal y como denuncia la cuenta cuya captura tienes sobre estas líneas -puedes seguir el enlace para ver el vídeo justo aquí-, con un ejemplo de lo sucedido en su último encuentro con una persona del cuerpo.

Seguro que esta práctica no tarda en extenderse.