Consolas con aspecto de Game Boy que son auténticas joyas de la emulación

Consolas con aspecto de Game Boy que son auténticas joyas de la emulación

Carlos Martínez

Ahora que todo el mundo quiere una consola portátil como la Steam Deck, el gusanillo de lo retro sigue siendo el principal interés de muchos usuarios a la hora de jugar viajando o en los pequeños momentos de tiempo libre. Por esa razón, son muchas consolas las que aparecen con aspecto de vieja Game Boy pero con un cerebro capaz de emular hasta la PlayStation original. ¿Quieres saber qué opciones puedes encontrar en el mercado?

Consolas portátiles para jugar a emuladores

Se han convertido en un objeto de deseo para muchísimos usuarios. Poder llevar cientos y cientos de juegos retro en el bolsillo y jugarlos con total fluidez y con comodidad es algo que muchos están dispuestos a pagar como sea, así que el nicho de las consolas portátiles con emuladores ha crecido enormemente en los últimos años hasta llegar a un punto que el número de consolas que existen sobrepasa a cualquiera.

Pero lo importante es, ¿qué consola merece la pena comprar? Con la idea de aclárate un poco las cosas te dejamos con varios modelos para que puedas echar un ojo y decidas qué máquina es la que vas a llevar siempre contigo a partir de ahora.

Anbernic GR353V

Anbernic GR353V

Este nuevo modelo de Anbernic tiene la peculiaridad de ofrecer arranque dual, por lo que podremos encender la consola arrancando el sistema operativo Linux personalizado que incluye o elegir el arranque de Android 11 que también ofrece. Esto te permite jugar tanto a juegos de consolas retro como a juegos más modernos presentes en Android. Llama la atención por tener dos sticks analógicos en el frontal y cuatro gatillos en la espalda, por lo que los juegos de PlayStation se podrán jugar a la perfección.

La versión con Android 11 y Linux (hay versión con sólo Linux y más barata) cuenta con 2 GB de RAM LPDDR4, 32 GB de memoria interna (ampliable con tarjetas microSD), pantalla de 3,5 pulgadas con resolución de 640 x 480 píxeles y batería de 3.200 mAh.

Su precio está en torno a los 125 euros.

Miyoo Mini V2

Miyoo Mini V2

Esta diminuta consola es famosa por tener un tamaño tan pequeño que prácticamente no la notarás en el bolsillo. No es la consola más pequeña que hemos visto, pero sí la más pequeña si tenemos en cuenta su potencia y características técnicas. Con una pantalla de 2,8 pulgadas y resolución de 640 x 480 píxeles, esta pequeña consola incluye también gatillos en su espalda (aunque no sticks analógicos).

Su precio estará por los 119 euros, pero su limitado stock está disparando los precios.

Con formato Game Boy Advance

Puede que el aspecto similar a una Game Boy te traiga buenos recuerdos, pero lo cierto es que años más tarde Nintendo dio con un factor de forma mucho más acertado y ajustado a los tiempos que corrían. La Game Boy Advance propuso el juego en horizontal, y con este diseño, los controles a cada lado de la pantalla. Esta manera de jugar era más cómoda, y con el paso de las generaciones sigue siendo la más adecuada para los juegos modernos. En ese caso, también existen consolas compactas con ese formato, y la Retroid Pocket 3.

Retroid Pocket 3

Retroid Pocket 3

Este modelo de formato horizontal consigue ofrecer una enorme pantalla de 4,7 pulgadas, y en su interior esconde un potente procesador con el que ejecutar Android 11 y ofrecer salida de vídeo HDMI con una resolución 720p. Además, su batería de 4.000 mAh promete bastantes horas de juego. ¡Una súper máquina!

Su precio es de 119 dólares.

¡Sé el primero en comentar!