Crea tu propia cámara retro con una Raspberry y una impresora 3D

Crea tu propia cámara retro con una Raspberry y una impresora 3D

Pedro Santamaría

Jóvenes y futuros ingenieros, amantes de la fotografía y apasionados de cualquier proyecto que esté relacionada con el uso de una Raspberry Pi, RUHAcam es una cámara digital que podrás imprimir y construir por ti mismo.

RUHAcam, una cámara digital hecha con una impresora 3D

Hace algún tiempo pudimos ver cómo algunos usuarios habían aprovechado la nueva cámara que The Raspberry Pi Foundation había lanzado para crear cámaras digitales de todo tipo. Desde sistemas que servían como cámara de vigilancia hasta incluso cámaras con un corte mucho más clásico como las DSLR o mirrorless que la mayoría conocemos.

Sin embargo, Ping-Hsun Chen y Ruha Cheng han ido un paso más allá y no sólo han aprovechado todo este hardware para creas su propia cámara de fotos digital, también han diseñado una carcasa que tú también podrás tener y para la cual sólo necesitas una impresora 3D.

RUHAcam es el nombre de este curioso proyecto que de primeras puede parecer poca cosa, pero cuando lo veas acabado y en acción no puedes evitar que te llame la atención. Lógicamente no lo hará por temas de calidad, pues ahí cualquier cámara del mercado ofrecerá mejores resultados. Mucho más aún si se trata de modelos punteros de marcas como Sony, Canon o Panasonic y modelos suyos como la Sony a7S III, Lumix S1H o EOS R5.

Aún así, el principal atractivo de esta cámara está en que tú puedes hacer todo el proceso de creación, que funciona con una Raspberry Pi Zero y que una vez impresa y lista la carcasa para colocar todos los componentes en su interior podrás personalizar como quieras.

Cómo fabricar tu propia RUHAcam

Del mismo modo que con otros proyectos basados en el uso de una Raspberry Pi, esta RUHAcam las puedes obtener de una forma muy sencilla: consultando la página del proyecto.

Ahí tendrás todo lo necesario para fabricar tu propia cámara digital basada en una Raspberry Pi Zero. Eso significa que tendrás el listado completo de componentes que van desde la placa hasta una tarjeta microSD, la nueva cámara de Raspberry Pi, un objetivo de 16mm, pantalla TFT de 2,2 pulgadas para previsualizar las fotos, batería, interruptores y algún que otro accesorio adicional.

Junto a este listado de componentes también tendrás un plano que podrás descargar e imprimir haciendo uso de una impresora 3D. Este puede ser el punto más conflictivo, porque no es habitual tener una de estas impresoras en casa, aunque ya hay muchos negocios que ofrecen estas impresiones al público por un módico precio.

Por último, una vez tengas los componentes y la carcasa, sólo tendrás que consultar el esquema de montaje para acabar con una llamativa cámara digital con aire retro y que si bien no ofrecerá la mayor calidad de imagen posible, sólo por el simple hecho de la satisfacción que debe dar el haberla creado tú mismo merecerá la pena.

Inspírate y crea tu propia versión de RUHAcam

Como podrás estar imaginando, con el listado de componentes y todos los pasos necesarios para su montaje y configuración, si quieres puedes crear tu propia versión de RUHAcam con un diseño que te guste o atraiga más que el que ellos proponen.

Sólo vas a necesitar tener un poco de conocimiento de modelador 3D y adaptarlo para que, por ejemplo, tenga forma de Polaroid en lugar de cámara retro tipo a las de Fuji. O cualquier otra forma que se te ocurre. Lo importante es que disfrutes del proceso y tengas una cámara con la que igual sorprendes a más de uno.